Conecta con nosotros
104 vistas -

Disonancias

No da paso sin huarache

Publicada

en

104 Visitas

¿Cuánto le pagarán a Luis Pasos por decir verdades a medias en sus columnas del Financiero? En su columna del 2 de noviembre pasado titulada “INE: en peligro de extinción”, el señor aborda de forma dramática y hasta cursi, la probable desaparición del órgano electoral, señalando el riesgo de compra de voto y poder de acarreo que tendrá MORENA si la reforma se lleva a cabo. Olvida mencionar que, en 2017, cuando se gestó el “Pacto por México”, se nos vendió el cuento de elecciones baratas y transparentes, pero los partidos modificaron en la Cámara el artículo 51 para que cada ciudadano pagara 2 veces a los partidos políticos a través del INE, una por votación nacional y otra por estatal con lo que el porcentaje subió a 65 y 50% respectivamente, dicho aumento va todavía para partidos, no lo han usado precisamente para campañas, sino para compra de votos. Adicional a esto, el Instituto contrató no uno, sino 3 seguros de vida, gastos médicos mayores, comedor con chef de cinco estrellas, psicólogo, boletos de avión, viajes todo pagado, lavandería, fondo para comedor fuera de las instalaciones, arrendamiento de edificios, locales, maquinaria, bienes informáticos, mobiliario, renta de vehículos, etc.

Enlisto algunos: Difusión de mensajes: 134 millones; lavandería 95 millones; renta de vehículos: 373 millones; 11 asesores, solo para Lorenzo Córdova con sueldos de los 50 a los 200 mil mensuales; secretario privado de Córdova: 89 mil mensuales; secretario particular de Córdova: 189 mil al mes; más de 100 millones de pesos en asesoría, compras y evaluación de imagen. Sin contar con el presupuesto que usa para perseguir y acosar a ciudadanos, acusándolos de “violencia política de género”, vulnerando su libertad de expresión. Esto último lo viví en carne propia como muchos saben, y curiosamente, mencionaba en mis columnas al respecto, hasta ahora, solamente ciudadanos de izquierda son los que hemos padecido de este terrorismo pagado con nuestros impuestos.

El señor Pazos como comunicador, debería plantear la situación global y no una perspectiva sesgada de la demostrada parcialidad y absoluto derroche con el que ese organismo, supuestamente vigilante de la democracia se ha manejado desde su creación en 2014 hasta la fecha y que ha sido coto de poder y casi el estado 33 de Lorenzo Córdova y Ciro Murayama. Es muy claro, que ni Pazos ni los actuales titulares del INE, dan paso sin huarache.

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia