Conecta con nosotros
72 vistas -

Opinión

No a perros fifís

Publicada

en

Que perra vida para algunos como Jesús de la Cruz Ovando, Bety la Bonita y doña Tecla —elevados de la basura al poder— que andan soñando con ser llamados a Gobernación, mientras gente como Remedio Cerino Gómez suben por méritos propios.

En la perrera se ríen de los pies de barro de quienes como ellos usurpan cargos; y reconocen los verdaderos méritos.

Don Remedio, de verdadera estirpe choca, no pagó favores para que hoy sea secretario parlamentario del Congreso tabasqueño en esta LXIV Legislatura.

No es perra de tres chiches ni perra faldera. Lo prueba que llega a pesar de un pasado de trabajo ligado al PRI. Exactamente a los tres años en que fue nombrado secretario de enlace con la fracción parlamentaria del PRI (090918) asume un nuevo cargo en el Congreso, de mayoría morenista.

Lo único parecido este 9 de septiembre es que el PRI sigue en la minoría cameral, aunque bien podría decir Seditas el Borreguero, como en el 18 lo dijo Pedro Gutiérrez, a la sazón dirigente estatal de ese partido: “los diputados priistas no son cantidad, son calidad”. So pena de la traición.

Licenciado en Derecho, por la UJAT; doctorada en la Universidad Olmeca, especialista en Derecho Judicial, maestro en Derecho Parlamentario, don Remedios no llega por méritos ajenos a este nuevo encargo.

Ya fue oficial mayor, y subdirector de Asuntos Jurídicos del Congreso; secretario general de Acuerdos del Tribunal Electoral de Tabasco, juez de Primera Instancia en el Tribunal Superior de Justicia. Es decir, no es fifí ni tiene la suerte de la fea, que la bonita desea.

Hombre estudioso, sin ruidos ni estridencias ha escalado en la vida pública y en la docencia. Es profesor en las materias de Teoría Legislativa, Derecho Económico y Notarial. No depende servicios especiales al poder.

Bien por el nuevo Congreso.

tabascohoy.com

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia