Conecta con nosotros

Piales y colas

Niños charros del campeonato estatal

Publicada

en

126 Visitas

Aunque el gusto por lograr suertes charras es parte de la naturaleza de muchos charros adultos, cada vez más, en el día a día, la charrería de Tabasco está creciendo no solo en las edades a veces infantiles, sino también tenemos veteranos que andan entre los 18 y 27 años. ¿Cuál sería lo rescatable de estos jóvenes atletas del ruedo?

UNO: Que unos cuarenta de esta edad son ya profesionales y trabajan para equipos determinados porque ya tienen esa calidad de los charros de paga…

DOS: En próxima columna le daré una lista de estos jóvenes que hacen que Tabasco pare equipos muy fuertes como son los de la asociación “Prado Verde” o los charros de la Ra. Naolinco. Son verdaderos trabucos……

TRES: Hoy sin embargo comentaré para usted, estimado lector, de tres equipos que en muy poquísimo tiempo, vencerán a los equipos veteranos porque su calidad es impecable. Y los más grandes son de entre los 13 y 14 años de edad…

CUATRO: La selección Tabasco, cuyo seleccionador es el MVZ Marcos Domingo Ordóñez ya venció en la tercera fase (antes del campeonato estatal) a los charros de Chiapas y la región de los Ríos. Andan ya muy cerca de los 300 puntos por charreada…

CINCO: En Huimanguillo, el entusiasmo de los hermanos José Sabino y Zeiner Herrera ha hecho que de su escuela de charros, emerjan los integrantes de la llamada selección “A”…

SEIS: Y no contentos con esta proeza, ¡tienen en pie de guerra la selección llamada “Dientes de leche”!…

SIETE: En el campeonato estatal, la selección Tabasco con Marcos Ordóñez Moreno, Ricardo Figueroa, Arturo Franco, Mauricio Graniel Ordóñez, Patricio Zurita Espinosa y Alejandro Torres tuvieron una puntuación de charros veteranos. Metieron 259 puntos. En la segunda fase del campeonato en los primeros días de junio, deben andar ya por los 280 puntos…

OCHO: El próximo viernes, Si Dios me da ese chance, comentaré de los charros niños de Huimanguillo. Y cierro mis comentarios de hoy diciéndoles a todos estos talentosísimos charros de cortísima edad: ¡Ya viniera, lampiños!…

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia