Conecta con nosotros
157 vistas -

MAÑANERA …CON LUPA

Ni tan eficientes ni productivos

Publicada

en

41 Visitas

“¿Qué pasó con Mexicana, que era una empresa emblemática de aviación?: Fue la primera empresa de aviación en el país, reconocida a nivel mundial, era una empresa pública; sin embargo, cuando llega Fox, como el señor Azcárraga, su nombre Gastón Azcárraga, era dueño de hoteles; entre otros hoteles, del Fiesta Americana…en su campaña, ahí vivía Fox en su hotel. Gana Fox y le entrega la empresa pública Mexicana a Gastón Azcárraga.

Este señor, a pesar de que recibió la empresa con muchas facilidades, no supo administrarla, manejarla adecuadamente y la lleva a la quiebra, y deja a todos los trabajadores desempleados: pilotos, sobrecargos, trabajadores, administrativos. Esa es la historia”

De esa forma, tan sencilla como contundente, describió AMLO durante su conferencia matutina, todo lo ocurrido con esa firma aérea.

El mensaje de ello fue directo y entendible: ni el gobierno es siempre malo manejando entes públicos, ni los empresarios son lo eficientes ni mejores administradores que se dicen o creen ser; en este caso, les entregan en bandeja de plata una empresa que era exitosa bajo el control gubernamental y en poco tiempo la quiebran; no se crean entonces que el sólo hecho de ser o decirse empresarios los hace mejores administradores que el gobierno –les dice veladamente AMLO –

Al referirse a la creación de una aerolínea operada por la SEDENA sugirió: “sería muy bueno que se usara el nombre de Mexicana de Aviación…tampoco les extrañe cómo es que se va a tener una empresa pública de aviación, se tenían dos”. El mensaje es, si los “eficientes y productivos” empresarios no pudieron, déjenos, nosotros sí podremos.

Respecto al rescate de esa firma señala: “sí, es importante rescatar empresas para mantener los empleos, sí, siempre y cuando no haya otras prioridades”, esto significa –infiere AMLO- no más recursos públicos para salvar a quienes mediante el tráfico de influencias y componendas, obtuvieron un bien de la nación, de donde vivían miles de familias sólo para quebrarlo.

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia