Connect with us

Hola, que estas buscando?

julio 23, 2021

Columnistas

Ni siempre ni todos

En este espacio coincidimos con casi todas las políticas públicas del presidente Andrés Manuel López Obrador, compartimos en buena medida su visión sobre lo que debe ser el ejercicio del poder y sus programas sociales.

Pero también diferimos en algunos aspectos, uno de ellos es su calificación, casi a rajatabla, de que el “pueblo es bueno” pues generaliza y nuestro parecer es que, desafortunadamente, NO es así.

Como no existen parámetros o indicadores que den razonable certeza sobre la “bondad” de la población, sólo podemos atenernos a lo observado en la cotideanidad y un ejemplo, de tantos parecidos, lo representa la noticia del accidente de un tráiler cargado con más de 18 toneladas de jabón en polvo el pasado fin de semana en la carretera CunduacánJalpa de Méndez del estado de Tabasco: al percatarse del siniestro, gran parte de los lugareños rapiñaron la mercancía, es decir, SE LA ROBARON y quien roba es un LADRÒN, punto.

Esto es, el hecho de ser “pueblo”, especial o específicamente de sectores vulnerables o pobres, la gente humilde y sencilla como se dice, NO es garantía alguna de bondad ni mucho menos de honradez; de hecho en pasadas situaciones similares, con los choferes de los transportes heridos y hasta fallecidos aun a bordo de las unidades, el “pueblo bueno” se abalanza sobre los productos esparcidos alrededor del camión e incluso dentro del mismo, la vida o la salud del operador NO les importa, si está herido o muerto mejor para ellos, pues se facilita el saqueo ante la inexistencia de la mínima oposición o llamada de auxilio.

Es altamente probable que muchos de quienes sustraen la mercancía estén recibiendo algún apoyo económico directo del gobierno en la idea de que no haya pretexto (que no lo sería tampoco), de que la precariedad los empuja a robar o cometer actos ilícitos por necesidad; de hecho, un número significativo de los saqueadores NO se encuentran en condición de pobreza tal, que los obligue a robar para subsistir, hasta en camionetas llegan para robarse más producto con fin de lucro, es decir, la ambición insana de hacer dinero con lo ajeno es su motivación.

En este caso no hay pueblo bueno, sólo personas honradas o ladronas.

tabascohoy.com

Te puede interesar

Advertisement