Connect with us

Hola, que estas buscando?

La maleza cubre lo que alguna vez fue la esperanza del agro.

Balancán

‘Mutilaron’ Cecarem, la mega granja de Los Ríos

El Centro de producción ha sido desmantelado durante los últimos trienios convirtiéndolo en una obra totalmente abandonada.

BALANCÁN. – La irresponsabilidad de algunos alcaldes al permitir que un Centro de Capacitación Campesina en Especies Menores desapareciera del municipio, pone en duda la capacidad de los mismos por desarrollar la productividad del municipio, alertó Patricio Moguel Pérez, ex alcalde de Balancán. 

Durante una evaluación sobre los avances del municipio, Moguel Pérez recriminó a sus predecesores como Arturo Abreu y Milton Lastra Valencia, el primero por no fortalecer a su ritmo esta área de producción de especies menores que servía como proveeduría para los campesinos y mujeres del área rural y el segundo (Lastra Valencia) por desmantelar de forma ridícula toda la inversión puesta en beneficio de los balancanenses más desprotegidos. 

Bastaron unos meses entre el 2010 y el 2012 para que Lastra Valencia regalara a diestra y siniestra los pollos, borregos, cerdos y demás especies que ahí se producían tratando inútilmente de ganar simpatía para perpetuarse en el poder. Mientras las instalaciones se perdían entre la maleza, dejando en el olvido lo que un día logró ser, según la SAGARPA, la mejor infraestructura de capacitación campesina en el país. 

Es una lástima que desapareciera, comenta Patricio, pues el objetivo general era lograr el desarrollo sostenido del sector rural del municipio, desde lo local, revirtiendo las condiciones actuales de pobreza en todas sus manifestaciones. 

En el año 2006, hubo programas de pollos de engorda, pollas ponedoras, patos, producción de huevos, gallos, lechones y en la entrega del CECAREM se dejaron un total de 100 cerdas reproductoras que significaban una producción de mil lechones por año. 

CONSTANTE CAPACITACIÓN 

Patricio precisó que uno de sus ejes era lograr la autosuficiencia alimentaria. Por eso, el CECAREM de Los Ríos, ubicado en Balancán, fue una de sus prioridades, el cual tenía dos componentes fundamentales, la producción de animales con especies menores para ser distribuidos en las comunidades rurales y fortalecer el traspatio o huerto familiar de las familias campesinas. 

El otro componente, dijo, fue la capitación agropecuaria, donde una nave del CECAREM, fue adecuada con el Centro de Capacitación Campesina, donde los productores además de sus conocimientos ancestrales, recibían de manera periódica las bases de los conocimientos técnicos nuevos y adquirían las competencias para el manejo y producción de sus animales. 

HILARIO PAREDES | FREDY PAREDES
GRUPO CANTÓN

 

tabascohoy.com

Te puede interesar

Tabasco

Advertisement