web analytics
Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina
La atención para Buddy fue un poco complicada para sus dueños.

Muere el primer perro diagnosticado con COVID-19 en EE.UU.

Buddy, a quien le encantaban los largos paseos y nadar, comenzó a tener problemas respiratorios a mediados de abril, mes en que cumplió siete años, de acuerdo con sus propietarios, la familia Mahoney, de acuerdo con un artículo de la revista National Geographic.

Buddy, un pastor alemán, el primer perro diagnosticado con COVID-19 en Estados Unidos, falleció a mediados de julio en Nueva York a causa de la misma enfermedad.

Al cachorro, a quien le encantaban los largos paseos y nadar, comenzó a tener problemas respiratorios a mediados de abril, mes en que cumplió siete años, de acuerdo con sus propietarios, la familia Mahoney, de acuerdo con un artículo de la revista National Geographic.

Para esa fecha, su dueño, que había estado lidiando con los síntomas del virus durante semanas, también arrojó positivo al COVID-19 mientras que Buddy desarrolló una mucosidad espesa en su nariz y comenzó a respirar forzadamente.

El pasado 11 de julio, tras comenzar a vomitar sangre, su familia optó por la eutanasia.

Resultados de una prueba de sangre que le habían hecho al perro y cuyos resultados recibieron ese mismo día indicaron que el pastor alemán probablemente tenía cáncer.

La familia señaló además estar confundida en parte porque nadie parece interesado en aprender de la muerte de su mascota y el papel que jugó el coronavirus en ella, considerando los pocos casos confirmados del virus en animales.

Los Mahoney lamentaron que se conozca por ahora muy poco del virus en los animales porque las investigaciones se han centrado solo en los humanos.

Con información de López Dóriga.