Conecta con nosotros
163 vistas -

los datos duros

Monreal tiene las horas contadas en Morena

Publicada

en

Hace un par de días trascendió que Ricardo Monreal había resentido el desaire que el gobierno federal hizo a su reunión plenaria de senadores. El líder nacional de Morena, Mario Delgado, y el secretario de Gobernación, Adán Augusto López, cancelaron su participación, mientras que el coordinador de la fracción en la Cámara Alta y el canciller Marcelo Ebrard se mostraron unidos. Pero no sólo fue un enojo. Siguiendo la consigna de su jefe, su porro mediático, Gibran Ramírez, corrió a los foros de Televisa para despotricar contra el presidente López Obrador.

Ayer mismo, Epigmenio Ibarra, durante su participación con Ciro Gómez Leyva, comentó que había posibilidades de que Monreal abandonara Morena para convertirse en una figura de oposición. Pero, hasta ahora, no ha ocurrido.

Lo que sí es claro es que Monreal está perdido en todas las encuestas. Él quiere figurar, pero no hay personas suficientemente insensatas que apoyen su loca cruzada. A Ricardo, como siempre, le gana el priísta que lleva dentro. Una y otra vez, para legitimarse ante las bases, grita que es fundador de Morena, como si eso fuese mérito suficiente para dinamitarlo todo. Por aquí y por allá va reclamando que él ha sido el gran impulsor de las reformas del Presidente en el senado, pero ¿no era precisamente ése su trabajo? El zacatecano olvida que él y prácticamente todos los senadores de Morena deben su posición a López Obrador.

Que no se nos olviden los saltos chapulinescos de Monreal, quien, en 1997, salió del PRI, porque no lo consideraban un buen candidato para gobernar Zacatecas. Enojado, se afilió al PRD y fue gobernador. Hoy quizá desea repetir aquella misma hazaña, pero al revés: podría regresar al PRI, porque en Morena no lo consideran un candidato adecuado. Lo cierto es que el partido fundado por AMLO lo aguantó hasta donde pudo y, sin meter las manos, ha ido dejando que Monreal se corte como la leche de la Conasupo. Es cuestión de tiempo para que solito se vaya del partido. Desde hace tiempo, este político ya no cabe en el proyecto lopezobradorista.

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia