Síguenos

¿Qué estás buscando?

Roberto Alvarado marcó el único gol del encuentro.

100% Deportes

Monopolio cementero

La máquina llega a nueve victorias al hilo, cuatro seguidas por la mínima, para seguir como líder.

REDACCIÓN

GRUPO CANTÓN

 

CIUDAD DE MÉXICO.- Ya son nue­ve victorias al hilo de La Máqui­na de Cruz Azul, ahora contra un Monterrey que sigue en busca de su mejor versión. El 1-0 fue sufi­ciente para mantener la inercia en la cima del torneo con 27 puntos y ver cada vez más cerca la califica­ción.

Además, se aproxima al ré­cord de León de 11 triunfos segui­dos. Monterrey tiene momentos buenos. Pero son más esos en los que no se encuentra y sólo ataca, sin ton ni son, esperando a un Ro­gelio Funes Mori que ahora pasó desapercibido ante la mirada des­de el palco de Gerardo Martino.

Adonaí Escobedo, silbante cen­tral del encuentro, pidió reflecto­res. En los primeros 30 minutos de partido había más tarjetas que ocasiones de gol, algunas —la ma­yoría— sin razón de ser, pero el ri­gor del silbante lo motivó a sacar cuatro, dos por bando y condicio­nó el juego para que ambas escua­dras fueran aún más calculadoras, sin mostrar el arsenal que dictaban sus nóminas.

Al minuto 37 se ahogó el grito de gol de los Rayados, después de un fuera de juego bastante apreta­do —que después pareció más ser un juego peligroso— con el que La Máquina se salvó del primero en contra. En la segunda parte, Cruz Azul pareció tener más urgencia de ir por el gol más que Monterrey. Apretó y puso en aprietos a la za­ga visitante.

La Máquina firmó su novena victoria al hilo, antes de recibir al Atlas el próximo sábado. Ra­yados, recibirá a las Chivas en la Jornada 12.

Te puede interesar

Advertisement