Síguenos

¿Qué estás buscando?

Columnistas

Miedo de perro

Super perrísima, buena para el hueso, perra de más de ocho chiches, resultó Carlos Alberto Vega Celorio, que con las calenturas políticas aseguró unos centavitos más para seguir de crápula.

El hijo del escritor Pablo Montañez —que dejó testimonio de las monterías—, ha escrito una historia diferente, de placeres cárnicos y lujos con dineros del gobierno. Es mejor que sufrir en la selva, como donPedro Vega.

Con “los ahorros” de su paso como presidente municipal de Tenosique compró el cargo de director de Conalep, donde siguió guardando dinero y maltratando a servidores de esa área educativa.

Como a todos los que el diablo pierde con la codicia, como suplente del diputado plurinominal federal Julio Carranza fue llamado a sustituirlo porque éste anda ya en otra tranza electorera.

Se anunció que quedaba en su lugar, en Conalep, su achichincle Miguel Angulo. Pero ya el grandulón volvió a seguir “sirviendo” a la educación, al estilo Gochicoa, ya con más de 200 mil pesos mensual extras en la bolsa. Milagros de la 4t, a la que el gigante de la traición dio el salto del gato.

Por lo demás, la Perra Brava no sirve para andar en las giras de los candidatos, Por poco y le quita una nalga a un aprendiz de guarura que acompaña a Yoli Osuna porque la pateó cuando se acercaba a la candidata de Morena. Dizque por la sana distancia. Y todo el recorrido anduvo buscando a los de Fiscalización del IEPC porque estorban a los periodistas y gente de Yoliquiere que firmen una carta renunciando a toda libertad de expreesiñon.

Con Marthita Osorio Brocay Manuel Andrade, quería morder, en el primer caso, a un vendedor de productos dizque medicinales del mercado de Tamulté, y en el segundo a un ciudadano del fraccionamiento Paraíso, en Parrilla, porque ladraban contra los candidatos opositores a Morena.

No capta su mente perruna que todo es parte del circo y que por eso el químico Granier y su mongolito han pedido que los cuiden, que les den seguridad, no sea que les pase más que a la candidata panista.

Pero ayer domingo Granier anduvo feliz en Gaviotas, unos de los polígonos peligrosos de Villahermosa. Como que algo sabe.

Te puede interesar

Columnistas

Columnistas

Advertisement