Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina
El Hospital 1 de Octubre no está saturado para Consulta Externa ni en el servicio de Farmacia

Miedo a Covid-19 no vence a familiares de otros pacientes

Es el caso de Miroslava Barrón, quien asiste con su madre de 70 años, diagnosticada con una enfermedad ‘rara’, a consultas reiteradas al Hospital 1 de Octubre, catalogado Covid

CIUDAD DE MÉXICO.

El miedo a acudir a hospitales donde se atienden casos de Covid-19 no vence a familiares de enfermos graves y cuyos padecimientos requieren de una atención continua y de diversos especialistas.

Es el caso de Miroslava Barrón, quien debe llevar a su madre de 70 años a consultas reiteradas en el Hospital 1 de Octubre, en el norte de la Ciudad de México, para ser atendida por diversos especialistas debido a que cruza por una enfermedad de las que se denominan “raras” y recibe tratamiento similar al del cáncer.

Admite que tiene miedo de que al menos una vez al mes acudan ella y su mamá a dicho nosocomio, que desde el mes pasado fue clasificado entre los hospitales destinados a atender casos de coronavirus. Sin embargo, está consciente de que deben continuar.

Debemos seguir llevando a tratamiento a mi mamá porque hay muchos días en que está muy débil, ella sabe que tiene que ir y no se vence, así es que cuando toca ir al hospital aplicamos operativo de cuidados: llevamos cubrebocas, que además es requisito, jabón, gel antibacterial, no tocamos nada y si es así, de inmediato nos limpiamos, guardamos la distancia y hacemos caso a las indicaciones”, cuenta.

Acepta que acudir a consulta es difícil por los riesgos, no sólo de salir a la calle, sino también de llegar a un hospital con atención al coronavirus; sin embargo, el padecimiento de su madre sólo puede ser atendido en un hospital de especialidades.

Es así como ella y su madre acuden sin falta a las distintas citas médicas programadas al menos una vez al mes en oncología, urología, gastroenterología, citas de laboratorio o entrega de medicamentos controlados.

Aunque hay citas que nos han espaciado, no han sido canceladas y damos gracias por ello. No se qué sería de mi madre si le llegan a cancelar su atención, pero no ha ocurrido”, enfatizó.

Incluso, menciona que pese a ser un nosocomio con atención a casos de coronavirus, el Hospital 1 de Octubre no está saturado para Consulta Externa ni en el servicio de Farmacia.

De acuerdo con Miroslava, su madre se apoya en ella para entrar por la calle Colector 13, una vez dentro del hospital esperan en asientos separados porque así marca el protocolo, su tiempo de espera va conforme agenda, así que no es prolongado y los doctores siguen brindando consulta externa tal como se programan las citas que deben ser confirmadas por teléfono un día antes.

Una vez concluida la consulta deben acudir a Farmacia y salir nuevamente a la calle referida, donde esperan formados porque en el área de entrega de medicamentos sólo se permiten hasta un máximo de 10 personas.

Ella y su madre saben que ante la contingencia existe el riesgo de que su cita sea cancelada, pero dan gracias de que no ocurra aún y que los distintos especialistas sigan brindando atención. Y añade: “Es difícil, pero debemos seguir porque la enfermedad de mi mamá es grave”.

Con información de Excelsior