web analytics
Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina

Mi pareja no quiere trabajar: ¿cómo motivarla?

Muchas veces, cuando alguien no quiere laborar no se debe a un problema de pereza, sino a algo más profundo

Ciertas frustraciones y situaciones laborales pueden influir de forma negativa en la vida de la persona que las sufre, pero también en su familia. Es entonces cuando suelen aparecer algunos conflictos, como el ocasionado cuando se necesita dinero, pero la pareja no quiere trabajar.

Los momentos difíciles suelen sacar a la luz tanto las cualidades como los defectos de aquellos que se tienen alrededor. Es fundamental tratar de buscar una solución a esta situación de la manera más rápida y positiva posible.

Si tu pareja no quiere trabajar bajo ningún concepto, es importante que hables con ella y le expliques la situación. En ocasiones es necesario, incluso, acudir a un psicólogo, sobre todo si la negativa se debe a traumas pasados.

También deberías tener en cuenta las siguientes claves para tratar el tema con tu pareja.

 

PACIENCIA

Tener a tu pareja todo el tiempo en casa, sin intentos por buscar un trabajo, puede convertirse en un hecho irritante. Sin embargo, hay que mantener la calma y evitar las discusiones. En muchos casos, no se trata de una elección y su autoestima puede estar dañada.

 

TAREAS DEL HOGAR

Es importante que, ya que no trabaja fuera, lo haga dentro. Establece con él o ella una serie de tareas para que cada uno colabore con el hogar. Así, mantendrá su mente ocupada y sentirá que está realizando acciones productivas.

 

CONSECUENCIAS

Poco a poco, es importante conversar sobre las consecuencias que esta crisis puede tener en la familia. Lo importante es hacer los planteamientos desde una perspectiva positiva, como acciones parciales y temporales posibles de revertir.

 

CAUSAS

Aunque sea difícil, los problemas deben ser tratados en pareja, y conversar es la única forma de encontrar la solución. Hay que buscar cuál es el motivo por el que esa persona no quiere trabajar. En ocasiones, la dificultad para encontrar un trabajo es por la edad, o una depresión.