Conecta con nosotros
132 vistas -

Tecnología

Medicinas hechas con impresión 3D; ya es posible

Aunque es posible, aún hay algunas limitaciones legales que no permiten que se desarrolle con más plenitud este campo.

Publicada

en

AGENCIAS.- La impresión 3D de medicamentos parece ser una herramienta necesaria. Confeccionar pastillas “a medida” del paciente, con las sustancias que requiere según su condición y el gusto apropiado para él, hoy no es algo imposible.

En este sentido, las empresas como las “startups” trabajan en perfeccionar la técnica. Y es que, si bien existen fármacos comercializados de este tipo de producción propia, todavía hay cuestiones por mejorar. Además, hay aspectos legales que aún deben clarificarse.

Medicamentos 3D en la medicina moderna

El primer fármaco impreso en 3D y aprobado por la Administración de Medicamentos y Alimentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) fue Spritam en el 2015. Se trata del principio activo levetiracetam y su indicación principal es la epilepsia.

Su salida al mercado significó un cambio de paradigma en la medicina moderna. Esto se debe a que por primera vez se autorizaba una pastilla diseñada y producida con una tecnología diferente a la tradicional.

Es importante señalar que, la impresión 3D de este compuesto permitió mejorar la absorción del levetiracetam. De hecho, la pastilla se disuelve y actúa con más rapidez en caso de convulsiones.

En los años siguientes, tras la autorización del Spritam, los científicos ya habían avanzado hacia técnicas más sofisticadas de impresión. Ahora era posible combinar moléculas distintas para crear pastillas “en capas”; cada capa contiene una sustancia distinta que se libera progresivamente.

Fue tal la velocidad del desarrollo tecnológico, que la legislación regulatoria quedó atrasada. Los mismos investigadores plantean que es necesario actualizar las leyes sobre la impresión 3D de medicamentos para acompañar nuevos descubrimientos y posibilidades que se abren en la industria.

¿Qué aplicaciones tiene la impresión 3D de medicamentos?

Que una tecnología forme parte de la medicina moderna no asegura que sea útil. Sin embargo, en este caso, los beneficios de la impresión 3D de medicamentos podrían significar un cambio rotundo en el cuidado de la salud.

La impresión 3D en el área de la salud tiene diversas aplicaciones. La odontología ofrece ortodoncia imprimible en el mismo hogar del paciente y se trabaja en órganos viables para trasplantes.

El campo de la producción de medicamentos, por su parte, no puede obviar la cuestión legal. Las sustancias por imprimir deben ser biocompatibles, tener mínimos efectos adversos y ser aprobadas por instituciones gubernamentales.

Continuar leyendo
Click para comentar

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia