web analytics
Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina
Arturo Álvarez Reyes

“Me tomé el virus a la ligera y a mis padres contagié”

“No lavaba el dinero ni mantenía sana distancia en la purificadora de agua que tenemos, y allí me infecté”

TABASCO.- Arturo Álvarez Reyes es un traba­jador de Petroleos Mexicanos que por las tardes atiende una purifica­dora de agua, su negocio familiar, sin embargo, ahí fue donde fue presa fácil del Covid-19, pues reco­noce que no siguió algunos proto­colos de higiene, como desinfectar el dinero o mantener la sana dis­tancia, además de eso, también in­fectó a su familia, hermano, esposa y padres.

El panorama para él y su fa­milia no era alentador, ya que sus padres comenzaron a tener com­plicaciones a causa de los estragos del Covid, como la falta de oxígeno y todo lo que conlleva este proble­ma, pues tampoco podían realizar ninguna actividad.

 

¿Qué se siente ser un paciente con Covid-19?

Mucha gente te trata mal, te ven como un bicho raro cuando ya lo tienes, porque piensan que van a ser contagiado también, y en lo personal se siente feo, aun cuando ya no tenía Covid muchos compa­ñeros no se me acercaban, porque pensaban que todavía corrían peli­gro, además de otros factores.

El Covid no te deje hacer nada, te sientes con el pecho oprimido, te limita hacer muchas cosas, te cansas por todo, duermes mucho y comes poco, al menos eso fue lo que me pasó a mí.

 

¿Qué se siente ser un paciente Covid?

Ya sabiendo que era positivo mi diagnóstico al Covid, sentí mucho miedo, pues la cabeza se te llena de pensamientos negativos, cómo ¿qué pasará con tu familia, con los hijos? y muchas cosas más que te saturan la cabeza. Te digo que me sentía rara porque no es una gripa normal, no se me congestionó la nariz, es como una combinación entre gripa con chikungunya.

 

¿Dónde crees que te contagiaste?

Nosotros tenemos una purificado­ra de agua, tenemos contacto con la gente y aparte con el dinero, qui­zá alguien se acercó de más a mí y pudo haberme contagiado o en su momento no lleve las medidas necesarias y por eso fue que me contagié, el dinero a como llegaba lo guardaba y daba el cambio, nunca lo metí en cloro ni nada de eso.

 

¿Te hospitalizaron?

No me hospitalizaron, cuando ya empecé con los síntomas fui al servicio médico, me dieron mis medicamentos y empecé a comprarlos, de patente claro, empece a cuidarme, y gracias a Dios tenemos contacto con un doctor de Petróleos Mexicanos, que es nuestro vecino, y el mismo estuvo apoyándonos vía telefóni­ca, nos apoyó en todo, nos pregun­taba a diario como nos sentíamos y así sucesivamente.

 

¿Cómo venciste el Covid?

La mayoría de mi familia fue conta­giada, excepto un hermano que vive en Villahermosa, nosotros vivimos en Macuspana, todos los demás tuvimos este virus, el más afectado fue mi papá, a él de plano lo tuvimos que poner oxígeno, ya no la veía­mos, nos sentíamos muy tensos, muy desesperados.

Mi papá llegó a 86 de oxigena­ción, tanto así que estabamos in­vestigando, los precios de tanque estaban muy exagerados, luego mi madre también se enfermó muy grave y pues atacamos rápidamen­te todo esto.

Empezamos a darles su trata­miento día y noche, pero pensamos que ya ninguno de los dos iba a des­pertar porque el oxígeno era escaso, el pecho te oprime, les dolía para respirar, ya los veíamos mal, hasta para hablar se les complicaba.

 

¿Cómo cambió el virus la diná­mica en tu hogar?

Ahora todos tomamos las media­das muy marcadas, porque sabe­mos que en unos meses nos pode­mos volver a contagiar de Covid, nos lavamos las manos muchas veces al día.

En nuestros negocio de la puri­ficadora desinfectamos el dinero, tenemos la sana distancia, usamos gel constantemente, además de que en mi caso llegando a mi casa lo primero que hago es bañarme para evitar contagiar a alguien más en dado caso de que el virus se al­bergue en mi ropa.

 

¿Qué recomiendas, tras tu expe­riencia?

No se lo tomen a la ligera, que se cuiden, prevengan; aquí en casa abunda la aspirina, tomamos mu­cha vitamina C, eso nos apoyó bas­tante, además de que somos una familia unida.