web analytics
Síguenos

¿Qué estás buscando?

Centro

“Me he ido muchas veces al agua y me recupero trabajando”

El campesino ve en la inundación una oportunidad para demostrarse que aún le quedan fuerzas para luchar por sí mismo.

CENTRO, TABASCO.- Jesús Acosta Hernández, habitan­te de la Villa Parrilla cuarta sec­ción, sector “Los Acosta” es un hu­milde campesino que toda su vida se ha dedicado a las labores de su oficio y a otras que salgan durante el día para poder mantenerse. Él fue uno de los tantos afecta­dos por consecuencias de las re­cientes anegaciones, perdió abso­lutamente todo lo que tenía.  El agua no tuvo consideración con él y arrasó con todas sus perte­nencias. Pero en ese momento sólo le importaba su propio bienestar. Mientras se dirigía a un lugar seguro, en lo único que pensaba es que lo material lo puede recuperar pero su vida jamás.

“Yo solamente veía cómo mis cosas se llenaban de agua, mi col­chón, mi refri, todo. Pero no me pasó por la cabeza ir a buscarlas. Primero mi vida, porque lo mate­rial lo vuelvo a recuperar traba­jando duro, pero mi vida nunca”, comentó el hombre de 56 años.

 

NO ESPERAR NADA REGALADO

Desde que su casa se anegó jamás recibió el apoyo de nadie y es algo que no le preocupa mucho, él sabe que si quiere salir de la situación en la que se encuentra, lo debe de hacer por mérito propio. No está a la espera de nadie, es algo que no está acostumbrado a hacer. “En todos los años que llevo de vida, jamás alguien se ha acercado a mí para darme un plato de comi­da, todo lo que tengo es el resultado de mi esfuerzo, y me he ido muchas veces al agua, pero solito salgo de todas.

No espero que vengan con una despensa para mí, y eso es lo que debemos de hacer, salir de esta rascándonos con nuestras propias  manos, no esperar a que los de­más nos devuelvan lo que per­dimos. Hay que trabajar”. Lejos de lamentarse por la situación en la que se encuen­tra, agradece de que está vi­viendo esta nueva oportunidad para demostrarse que puede con esto y mucho más, que aún le quedan fuerzas en su inte­rior para luchar para sí mismo. Espera que su ejemplo sir­va para aquellas personas que están en una situación imposi­ble de superar, para que se den cuenta de que nada en esta vida es regalado.

Te puede interesar

Advertisement