Síguenos

¿Qué estás buscando?

Seguridad

Matan a jovencita de 14 puñaladas

Los hechos ocurrieron en un local del ejido Roberto Barrios. Muchedumbre impide levantamiento del cuerpo.

BENEMÉRITO, CHIAPAS.- Quien conocieron a Liliana la describen como una joven brillante y entusiasta, que no merecía morir apuñalada salvajemente. Sus amigas de la Secundaria Técnica Agropecuaria número 139, en el municipio de Roberto Barrios, coinciden en que «Lili», como la llamaban afectuosamente, «tenía una vida entera por delante, todos los que la conocíamos sabemos que era una persona increíble».

Había encontrado en el corte de cabello y el maquillaje en el rostro, una habilidad que decidió aprovechar para salir adelante. No fue difícil para ella conseguir empleo en una estética, y seguir aprendiendo todo lo relacionado con la peluquería. Además, para mejorar sus ingresos, vio la oportunidad de ofrecer ropa femenina por catálogo, entre sus clientes y amigas.

Pese al mucho trabajo que tenía, Lili se dio tiempo a mediados de noviembre para recolectar ropa en la entrada de la Iglesia Presbiteriana de la localidad, a fin de ayudar a los damnificados por las lluvias. Su espíritu emprendedor y generoso se apagó el domingo 29 de noviembre por una mano criminal desconocida aún.

LA APUÑALAN POR LA ESPALDA

De acuerdo a datos policiales, la noche en que Liliana murió vestía una blusa negra y un short azul marino y presentaba graves heridas en su espalda, cuello y extremidades. Su cuerpo quedó tendido boca abajo, en medio de una torre hecha de paquetes Maseca y un anaquel de madera donde exhibían Catsup, al interior de un local ubicado en el ejido Roberto Barrios, perteneciente al municipio de Benemérito.

La peineta con la que sujetaba su pelo negro quedó a un metro de su cuerpo, en medio de un charco de sangre producido por las 14 heridas infringidas a su humanidad con un arma punzo cortante. Al llegar los agentes de la Fiscalía de Distrito zona Selva Palenque, alertados por una llamada anónima al 911, la madre de la joven asesinada ya se encontraba en el lugar de los hechos. Devastada, la señora Verónica Moreno González identificó a su hija, quien contaba apenas con 23 años de edad.

RECHAZAN ENTREGAR EL CUERPO DE LA JOVEN

Cuando personal del Servicio Médico Forense quiso levantar el cuerpo de la jovencita para realizar la necropsia que marca la ley, la madre en compañía de una centena de personas, les cerraron el paso. El argumento de la muchedumbre fue que la autopsia iba en contra de sus usos y costumbres. En el reporte policial quedó asentada la prudencia de los peritos ante la mayoría del ejido: «Para no caer en provocación, nos retiramos del lugar y para resguardar nuestra integridad física, toda vez que se encontraba un grupo de personas de aproximadamente 150, firmándonos un documento de común acuerdo los familiares y autoridades rurales, así como las que arribamos al lugar». Hasta el día de hoy, no se ha detenido a ningún sospechoso por el feminicidio. Un documento de común acuerdo los familiares y autoridades rurales, así como las que arribamos al lugar». Hasta el día de hoy, no se ha detenido a ningún sospechoso por el feminicidio.

Te puede interesar

Advertisement