Síguenos

¿Qué estás buscando?

Manuel Jaidar.

Centro

Manuel Jaidar, un empresario del garridismo

Desde el 6 de agosto de 1919 en que To­más Garrido se encarga de gobernar a Ta­basco de forma interina, el sentimiento antiespañol que abrigaba se empezó a ma­nifestar de manera abierta.

POR: RAYMUNDO VÁZQUEZ SOBERANO

 

Desde el 6 de agosto de 1919 en que To­más Garrido se encarga de gobernar a Ta­basco de forma interina, el sentimiento antiespañol que abrigaba se empezó a ma­nifestar de manera abierta. Esta xenofobia tenía varias causas, pero en sus inicios las más importantes eran, por una parte, que un grupo de españoles había conspirado contra él con la intención de asesinarlo, y la otra, que durante la campaña electoral de 1918 para gobernador de la entidad, di­putados locales y presidente municipal de Villahermosa, los ibéricos que por su condi­ción de extranjeros no debían intervenir en la política, lo hicieron apoyando de manera abierta al partido Liberal Constitucionalis­ta (PLC), adversario del Partido Radical Ta­basqueño (PRT) al que pertenecía Garrido.

 

GARRIDO APOYA A LOS LIBANESES

Al triunfo de los candidatos del PRT en 1919, los españoles que vivían en Villaher­mosa empezaron a resentir los estragos del gobierno. Algunos españoles que conocían a Garrido buscaron arreglar “los malos entendidos” y un grupo de ellos logró su venia.

Sin embargo, para contrarrestar el poder económico de los que se quedaron, Garri­do se apoyó en otro grupo de extranjeros: los libaneses.

Uno de los bene­ficiarios, fue Manuel Jaidar, conocido con el sobrenombre de “el turco Jaidar”. La relación amistosa entre ambos se consolidó cuando a principios de 1924 los delahuertista ocuparon Villaher­mosa poniendo en peligro la vida de Garri­do, quien logró salir de la ciudad gracias a la ayuda de un grupo de amigos, entre los que se encontraba Manuel Jaidar, propietario de un pequeño barco en el cual lograron embarcar a Garrido para que saliera de la capital tabasqueña.

Este gesto de solidaridad y valor de Manuel Jaidar, Garri­do no lo olvidaría.

 

NACE JAIDAR FRUIT

Lo compensa permi­tiéndole incursionar en el negocio del plátano roatán, el cultivo que mayores ganancias generaba en la entidad. Esta­blece la Jaidar Fruit Company dedicada a la exportación de plátano y otras frutas tropicales hacia el mercado estadounidense. Entre julio de 1924 y 1929, con el visto bueno de Garrido, diversifica las actividades de su empresa y le incorpora la Jaidar y Compañía, agencia de transporte que contaba con un puerto particular en Villahermosa y con cincuen­ta y cinco canoas y dieciocho remolcadores construidos en su mayoría en sus propios astilleros y para su operación empleaba más de ciento treinta y cinco trabajadores.

Para administrar la Jaidar Fruit Com­pany, Manuel se apoyaba en sus herma­nos José Tebet y Julián, éste último se encargaba de la administración de la ofi­cina de Nueva Orleans, pero por su rit­mo de vida inclinado hacia las diversiones descuidó las entregas de plátano, lo que ocasionó las primeras diferencias entre Manuel Jaidar y Tomás Garrido.

“El turco Jaidar”, tenía enemigos que deseaban ocupar su posición y no desperdi­ciaban oportunidad para crear ante los ojos del gobernador una imagen negativa de él.

Finalmente, la combinación de las causas propició que hacia 1929, Tomás Garrido empezara a retirar su apoyo a Manuel Jaidar y en 1930 le embargó todos los bienes que comprendía la Jaidar Fruit Company. Después de una disputa legal por los bienes confiscados, Jaidar com­prendió que era inútil continuar la bata­lla legal y se marchó del estado en busca de nuevas oportunidades, años después retornó e incluso en 1942 llegó a ser aspi­rante a la gubernatura de Tabasco.

Te puede interesar

Advertisement