Connect with us

Hola, que estas buscando?

octubre 20, 2021

Columnistas

Luces y sombras

Con el libro “A la mitad del camino” bajo el brazo como carta de navegación, faro y guía de gobierno, los 17 presidentes municipales tabasqueños asumieron ayer formalmente sus cargos. Catorce de ellos llegaron a la anhelada meta impulsados por el efecto López Obrador. Los tres restantes, aunque ajenos a Morena, ganaron los cargos gracias a diversas circunstancias, pero se han alineado a las condiciones de la transformación y gobernarán regidos por las políticas del presidente.

Fue, el de ayer, día de júbilo en todas las alcaldías. Entusiasmo y optimismo desbordado en los alcaldes entrantes, mientras en los rostros de los salientes no se observaron, en momento alguno, gestos de pesadumbre.

Ningún contraste entre salientes y entrantes. Unos, movidos por el triunfalismo electoral y animados por beber el dulce néctar del poder municipal, con su empedrado camino al cumplimiento de compromisos. Otros, apaleados por la opinión pública, se van de las alcaldías bien forrados.

Afuera, en las calles, el ciudadano espera impaciente la solución a sus problemas. ¿Cómo creer que Evaristo, por citar un ejemplo de lo que no deben hacer las nuevas autoridades, salga de palacio municipal satisfecho después de haber destrozado el municipio de Centro?

¿Cómo entender que se diga víctima de las calamidades cuando él, y sólo él, se esmeró en hacer de Villahermosa una ciudad en ruinas?

Sus carcajadas sólo califican el tamaño del cinismo y la desvergüenza. Confiemos ahora en los recién llegados. Que escuchen, atiendan y cumplan. Así sea.

LA MORRALLA

Armando Beltrán, ex presidente municipal de Cárdenas, suena, y suena fuerte, para asumir el cargo de delegado del CEN de Morena en Tabasco en sustitución de Antonio Alejo *** Muchos del equipo de doña Yolanda Osuna en el ayuntamiento de Centro traen, dicen, cartel académico. A ver si esos curriculum fifí se reflejan en atención eficiente al pueblo bueno, sabio y maltrecho *** En la UJAT, el ex rector José Manuel Piña se rayó con una jubilación cerca a los cien mil pesos. Insaciable como es, va por una segunda jubilación y juntar así doscientos al mes con cargo a la institución. Además del disfrute de los moches. Chulada.

tabascohoy.com

Te puede interesar

Advertisement

#AVueloDePájaro