Síguenos

¿Qué estás buscando?

Columnistas

Los montajes no terminan

Como si fuera capítulo de una miniserie con bajo presupuesto el periódico Reforma se aventó tremenda historia para sacar a la luz una “supuesta” amenaza del Cartel de Sinaloa, donde aseguraron que volarían todo el edificio si no le “bajaban” a sus ataques contra AMLO.

Me causó confusión escuchar la llamada telefónica que se viralizó hace unas cuantas horas pues el terror que vivió la telefonista era más que evidente. Estoy seguro que las llamadas de extorsión que viven a diario miles de mexicanos son mucho más terroríficas que la broma telefónica que intentaron usar en contra del Gobierno Federal.

Te dije desde hace algunos meses que los detractores del sistema están dispuestos a hacer lo que sea con tal de dejar mal parado al Gobierno Federal incluso lastimar a la ciudadanía sin importarles lo que pueda suceder; están en búsqueda de desestabilizar al país y podrían lograrlo.

Usualmente las amenazas nunca se cumplen, esta llamada telefónica al periódico Reforma nos da más risa que temor. Una recepcionista que parece anotar todos los datos que le dicta el “supuesto narco” y una tranquilidad absurda que hace preguntarle al terrorista si desea hablar con el área de redacción.

El Cartel de Sinaloa para empezar no hablaría por teléfono a las oficinas para que le manden el recado al director del periódico. Los alcances de este Cartel tan temido a nivel mundial tiene los alcances suficientes para marcarle al director del mismísimo Reforma.

Esto me deja percibir que el periódico Reforma al igual que otros detractores del sistema siguen desesperados por lograr que el país se paralice de una u otra manera y si no lo lograron con las noticias del coronavirus lo harán con artimañas dignas de sexenios pasados donde cientos de civiles podrían estar en peligro.

Los intereses de muchos detractores se vieron amenazados con la llegada de AMLO y harán hasta lo imposible por manchar este sexenio.

Te puede interesar

Advertisement