Conecta con nosotros
93 vistas -

Disonancias

Los marchantes

Publicada

en

93 Visitas

Día de caminata dominical en el que la derecha convocó a una marcha en “defensa del INE”, en entrevistas callejeras, poca gente sabía para qué específicamente marchaba, “venimos organizados, con Angie” dijo una; “este señor lo quiere convertir para sus fines políticos”, dijo otra; Hans Salazar transmitía en vivo y hacia preguntas, ahondaba…” ¿qué específicamente es lo que no quiere del INE?, ¿Está de acuerdo en que los consejeros ganen tanto dinero?, la primer pregunta no podía ser respondida claramente, la segunda era un rotundo no, sin embargo seguían diciendo “este señor solo quiere destruir”. Contradicciones y respuestas a medias, discursos de odio repetidos como un rezo aprendido.

Increíble que se piense que los que marchan, no son lo suficientemente mayores como para elegir… ¿qué sabemos nosotros?, decían todos los entrevistados. Tristemente niegan su propio derecho, conquistado por sangre y dolor del pueblo, el derecho humano y constitucional de elegir.

Viendo esa marcha de odio, vienen a mi mente otras marchas, dignas, honorables, que fueron reprimidas brutalmente por gobiernos opresivos de los que curiosamente ya no recuerdan: 2 de Agosto 1968, encabezada por el rector Javier Barros Sierra; 13 de septiembre 1968, la marcha del silencio; la Caída del sistema, 1988; contra la inseguridad y los secuestros, junio del 2004; abril del 2005, contra el desafuero; 2006, Plantón de López Obrador en Reforma; 2008, la “Marcha Blanca contra Calderón por la inseguridad y la guerra contra el narco; 2011, también durante el sexenio de Calderón, protesta por las víctimas de la guerra; Octubre del 2014, los 43.

Ayer domingo, la marcha transcurrió con total libertad no obstante los acarreados, ¡qué lejos están los cuerpos de granaderos que repelían las manifestaciones!, ¡qué lejos están las amenazas y las desapariciones! Hoy las voces pueden manifestarse abiertamente, aunque en el acarreo, no les quede claro por qué marchan. Así, el domingo transcurre y el país marcha también, pero hacia la consolidación y los proyectos que, aunque no lo vean, también los beneficiará.

Mientras tanto, el presidente celebraba en casa su cumpleaños, con sus propios “acarreados”, sus nietos. Feliz cumpleaños Andrés Manuel López Obrador.

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia