Connect with us

Hola, que estas buscando?

septiembre 28, 2021

Arturo Núñez, un “magazo” hecho en México, pero “ganancioso” en Tabasco.

Columnistas

Los “magos’ del Edén…”

LA HORA CHINGÜENGÜENCHONA.

Dígame si no: Tabasco se ha distinguido por tener los mejores “magos” e ilusio­nistas, proporción guardada con el úni­co decente y hombre de bien: El Mago Chontal.

Pero vayamos al punto: Nuestros políticos-magos son realmente excep­cionales, no sólo por sus trucos y ha­bilidades con los que hacen juegos de manos y cosas realmente sorprenden­tes y extraordinarias, como hacer des­aparecer objetos ($) y personas que sorprenderían lo mismo a Houdini que a David Copperfield o al mexicanísimo Beto ‘el Boticario’.

La fama nos viene de muchos años atrás, por “numeritos”, como el de Boby Madrazo que solía “embarazar” urnas o hacer desaparecer papelería electoral antes, durante y después de 1994, pero igual hizo que aparecieran las cajas de cartón en un tiradero.

Las palmas, sin duda, se las lleva Ar­turo Núñez con la genial ‘desaparición’ de su exsecretario de Finanzas –Amet Ramos Troconis– que en un abrir y ce­rrar de ojos, lo mandó ‘al cielo’ sin bole­to de regreso. Y todos dicen: ¡¡oooh!!

El 11 de abril de 2019, desapareció con todas las evidencias para incrimi­nar a este mago. Lo único que se dijo (sin que se viera el truco) es que había sido un ‘infarto’ al miocardio. (Aplau­sos).

Por cierto, déjeme le cuento que el mismo mago, egresado de la real es­cuela de Bucareli (Segob) y alumno del ‘ilustre’ alquimista Fernando Gutié­rrez Barrios.

Núñez arrancó su actuación en Ta­basco usando a otro gran ‘mago’, el Quí­mico Granier, a quien le “apareció” un millón de pesos en billetes de 500 y mil en 5 cajas de huevo, supuestamente del despacho contable particular del exse­cretario de Finanzas, José Saiz Pine­da en una casa de la ranchería Lomitas.

Y el “numerito” fue todo un éxito, tanto, que el ‘mago’ Núñez fue capaz de declarar, como corolario, que ‘no nos volverán a saquear”.

Pero espere: el mismo ‘mago’ que ha­bía guardado el dinero en las bóvedas de Banjército, más tarde ‘desapareció” el depósito (…) y nadie sabe, nadie supo…

Pero como el que hace la mano ha­ce la transa, formó una importante ca­mada de “magos”. Todos en ese mismo período, (alcaldes que ‘desaparecieron’ muchos millones de pesos ). Pero lo me­jor, nadie vio nada – como debe ser – y (tata tiu..tata tiu).

Hace poco, nos enteramos por Adán Augusto, de otro numerazo:

Informó, no sin sorpresa y deján­donos con la boca abierta que Núñez había “desaparecido” un helicóptero que Pemex y el gobierno del estado ha­brían adquirido para Protección Civil. (Ooohhhhhh)

De este hecho no se sabe más, que el “mago” era Núñez y sus ayudantes y/o “patiños”, César Raúl Ojeda (secreta­rio de Gobierno) y otro César, Burelo (mandamás de Protección Civil) que, por cierto, años después salió a cuestio­nar la “desaparición” de Amet Ramos.

Así que nada que envidiar a Copper­field cuando ante un auditorio de mil hace “desaparecer” un coche, cuando Núñez fue capaz de hacer lo mismo con un helicóptero y con su secretario de Finanzas ante un auditorio de más de 2 millones de tabasqueños.

Lo que ‘desapareció’ en su adminis­tración suma 4 mil 392 millones de pe­sos y un dato ‘cómico’, Doña Martha, su esposa, resultó ser una gran “maga” pues aprendió rápido a desaparecer el dinero de los tabasqueños. Junto con el “Cepillo” Solís, su ‘ayudante’ estrella, aunque hay otros como Fitz. (Cómpli­ce).

Pero agárrese: los que dicen haber descubierto los “trucos” de Núñez, son de la “prestigiada” escuela del PRI. Y su mejor exponente, Gerald Washington, mago de Huimanguillo, hágame favor… Usted ¿qué opina?

NOS LEEREMOS EN OTRO PURGA­TORIO, SI DIOS QUIERE.

Te puede interesar

Advertisement