Connect with us

Hola, que estas buscando?

Columnistas

Los ‘Ejes Naranja’…

NARANJA AGRIA, PERO MECÁNICA…

Ganar Campeche es vital para MC. Pero en frente tienen a Layda, que no es Layda, es MORENA y MORENA es López Obrador. “Quieren polarizar, cuando saben que las tendencias nos ubican en la antesala del triunfo”, me dijo mientras degustábamos un rico pan de cazón.

Juan, me dijo: “Se quedarán con las ganas de comer tamalito de Pejelagarto”.

Sobra decir -pero lo digo- que el único equipo que pertenece Layda Sansores, es al del Presidente de la República. No suda ajeno. Tiene vía libre y “picaporte”. No apoya ni a Claudia ni a Marcelo. A la vieja usanza priísta, ella está con el Presidente y es “institucional”. Por eso le quieren “armar” una celada, por que entonces, vendría un pronunciamiento fuerte desde Nuevo León y Campeche, para “lastimar” electoralmente al Presidente.

Se dice allá que Layda y Renato libran una batalla “parejera” contra las huestes “neopanistas” enfundadas en la camiseta de Movimiento Ciudadano. Eliseo Montúfar y Biby Rabelo están siendo apoyados “con todo” por gobernadores panistas, el emecista Enrique Alfaro y por algunos “duros” del ala conservadora de lo que queda del peñismo.

Campeche es un enclave interesante. Me explico: si Movimiento Ciudadano gana Nuevo León, entonces se construirá el primer “Eje Naranja” con Jalisco; para estos intereses, resulta importante ganar Campeche porque en automático, a la salida del gobernador yucateco, el “panista” Mauricio Vila (que para estas fechas ya es más naranja que azul), se dice que éste estaría entregando la gubernatura a Movimiento Ciudadano, para construir el segundo “Eje Naranja” (CampecheYucatán). Claro, es la idea de ellos, si MC gana Campeche.

Entonces la ruta es clara: para “intentar” frenar el avance del Lopezobradorismo, que a partir del 7 de junio “reordenará” la gobernabilidad territorial en México, se está cocinando a fuego lento y en leña verde una alianza entre Movimiento Ciudadano, Acción Nacional y los 3 líderes que quedan en el PRD, y que estaría llevando como abanderado a la Presidencia de la República, nada más y nada menos que a Ricardo Anaya.

Así que nadie se puede decir engañado. El presidente pidió “fuera máscaras” y los señores feudales se quitaron hasta el corsett y hoy prácticamente enseñan todo. Compiten a nivel corrupción con el PRI y su dirigente nacional Alito Moreno. Y aunque hoy la Alianza PRI-PAN- PRD ‘bailan de cachetito’ y se juran ‘amor eterno’, la verdad es que estamos a nada del rompimiento pues mientras a Moreno Cárdenas se le queman las habas por ser candidato a la grande, como su maestro Roberto Madrazo, los duros de la derecha ya dieron su brazo a torcer con ‘canallin..pillin’. Pero en MC traen su propia fiesta y no quieren bailar con nadie.

NO HAY DE OTRA: GANAR O GANAR…

Layda acaricia el cielo con la punta de los dedos, pero se enfrenta a dos mafias que compiten entre sí para bajar a AMLO: PRI/ PAN/PRD y MC.

En fin que con su pan se lo coman. Ganar Campeche sería un “golpe” simbólico, toda vez que su listado nominal ni siquiera llega a 800 mil votantes. Pero cobra relevancia – y por eso van con todo incluída la A.C. Méxicanos Unidos contra la Corrupción- porque “pegarle” a Layda es pegarle a Andrés Manuel. Ha dicho AMLO que tiene cuatro lugares de nacencia: Tabasco, Veracruz, Campeche y Ciudad de México ( se refiere, claro, al afecto y ascendencia política).

En fin…

De pasada habría que pedirle a Marcelo Ebrard que se defina, y no juegue, vía contenedores de vacunas, a “descarrilar” a los aspirantes a Palacio Nacional. Ebrard engaña con la verdad, tendiendo puentes de concertacesión política para favorecer espacios y construir una alianza que lo catapulte a la candidatura de Palacio Nacional, pero Ricardo Anaya trabaja en el mismo sentido y más peligroso. Por cierto esta columna la empecé a escribir camino a Campeche; hasta donde acudí para entrevistarme – por enésima vez, aunque se lea petulante- con Layda Sansores; de paso, aproveché a saludar a Renato Sales, con cuyo padre, me unió una amistad, de esas que la política cincela con el paso del tiempo.

A Renato Sales Gasque lo conocí cuando era Procurador de Justicia del entonces Departamento del Distrito Federal, cuyo Jefe era el guanajuatense Ramón Aguirre. Eran tiempos donde la única Universidad para cursar política, estaba en Insurgentes Norte.

Bueno, legítima es la nostalgia. ¿Usted qué opina?

ÁNIMAS…

¿Por qué perderá Tito Filigrana en Jonuta? Por que es un cacique vulgar; por que ha gobernado 9 años sin resultados; por que no dispondrá del aparato policíaco para “desaparecer” y “amedrentar” a los jonutecos, y por que la gente está harta de que entre él y su parentela se rolen la “Silla del Chombo”; bye bye Tito, hasta pronto *Que Ariel Cetina sería un extraordinario Secretario del Ayuntamiento pero en mi opinión el doctor en política y demás ‘viseras’, da para mucho más y Adán lo sabe. Eso es verdad. NOS LEEREMOS EN OTRO PURGATORIO, SI DIOS QUIERE.

 

Te puede interesar

Columnistas

Columnistas

Columnistas

Columnistas

Advertisement