Conecta con nosotros

Opinión

Los diez grandes de Tabasco

Publicada

en

271 Visitas

El recientemente terminado LVIII Congreso y Campeonato Estatal Charro en Tabasco habla de larguísimos 58 años haciendo charrería organizada. Y tiene muchísimo que ver en ello, el ingeniero Manuel F. Ordóñez Galán. Pero también hay ahora otros que aman este deporte nacional. Muchos de ellos empresarios.Cinco de estos poderosos equipos que irán al campeonato nacional en Zacatecas, son “Prado Verde”, “Rancho la Mina “, Rancho Naolinco, Charros de Villahermosa y la asociación de Huimanguillo, Walter Herrera Ramírez. Pero hay otros equipos con una personalidad muy peculiar.

El equipo de “Cristo Rey” -por ejemplo- es parte de la pasión charra que trae su capitán, el abogado Javier Estrada.Un poco más abajo de la excelsitud de los primeros cinco equipos, un equipo muy original, “Reina entre Ases”, tiene entre sus integrantes al joven Víctor Hugo Hernández Herrera. Es el mejor tercer charro completo de Tabasco. Por supuesto que estará en el campeonato nacional de Zacatecas.

En octavo sitio de la tabla de posiciones por este año, está la selecta mano del químico Memo Priego Hernández, quien mantiene uno de los equipos con mejor personal profesional en su Rancho El Calabozo. Solo para mostrarle la calidad de la “melcocha”, tiene a uno de los mejores charros completos del estado, el joven Juan Pablo Romero.Otro: ¿quién hablaba antes del equipo “Grupo Zenteno”, cuyo lienzo en Teapa era poco conocido? Pues bien, tal equipo, bajo la dirección de un entusiasta como lo es Alejandro Zenteno, está ocupando el noven lugar en la tabla de los diez grandes de Tabasco.

El trabajo de Alex Zenteno es tan destacado porque desarrolla talento muy joven y prometedor.Y cierro mis comentarios con el décimo equipo entre los “grandes de Tabasco” por su disciplina táctica. Sus jóvenes charros son de esas promesas que sin la presión de los lienzos charros de la capital Villahermosa, se están desarrollando con paciencia y mucha pulcritud. Desde los jóvenes aherrojados que montan toros, yeguas y luego se lanzan con todo en el Paso de la Muerte.

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia