Conecta con nosotros

MAÑANERA …CON LUPA

“Los Castañedos y los Téllez”

Publicada

en

236 Visitas

Ahora les “purgó” que durante la conferencia matutina el presidente informase que se contratarían médicos cubanos para enfrentar la carencia de estos profesionistas en muchas regiones el país.

El presidente NO dijo que no hubiese médicos suficientes en México, está diciendo claro y fuerte, aunque no todos lo entiendan ni lo escuchen: “hay un problema real y serio en la república” en la forma de un déficit de especialistas para atender ESAS REGIONES y si médicos mexicanos no quieren, no pueden o les molesta ir hasta allá, se traerá a quien sea y de donde sea necesario, ese y no otra cosa es el fondo del anuncio.

Les fastidia que haya tomado una decisión acertada y práctica para enfrentar lo que otros no quisieron enfrentar los últimos 30 años. NO es el presunto desprecio a médicos mexicanos, ellos no les importan a la elite político-empresarial, menos aún la población vulnerable que se verá beneficiada.

Mienten, les molesta que AMLO haya tomado esa decisión pues la realidad es que gran parte de los médicos, por las razones que fuesen, rechazan acudir a rincones apartados del país, prefieren los hospitales o clínicas en ciudades o zonas muy cercanas a ellas, basta recordar a Jorge Castañeda, acérrimo crítico del presidente quien dijo al aire y en cadena nacional, que a su hija recién egresada de Medicina la habían mandado a un “pueblo horroroso en Oaxaca” (sic)” pero que había logrado sacarla de ahí.

Ese mismo grupo de atacantes es quien ahora, pachorruda e indecentemente, llenos de clasismo y desprecio por el México real, se atreven a reprochar que galenos de Cuba, sí vayan a esos “pueblos horrorosos” en todo el país atendiendo a cientos de miles de mexicanos en su enorme mayoría pobres y por décadas olvidados.

No dimensionan sus palabras, el presidente llamó a dejar de lado la mezquindad, ha puesto en claro en su conferencia de prensa que su gobierno atenderá de donde sea y como sea a la población con mayor marginación, que por el bien de todos primeros los pobres, “no me van a sacar de ahí”.

Son los “Lilly Téllez” que preferían que la gente enfermase con tal de que México no adquiriera “vacunas comunistas” de Rusia; son los “Castañedos” que pugnan por médicos únicamente para ciudades o centros urbanos y no para “pueblos horrorosos”.

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia