Connect with us

Hola, que estas buscando?

agosto 3, 2021

Centro

Lo encontró la muerte en la marquesina del Sheba

Se calcula que tenía 45 años de edad. Quedó tendida sobre la avenida Francisco I. Madero. Nadie reclama su cuerpo.

VILLAHERMOSA, TABASCO.- Para la mayoría de la gente son personas invisibles que, aunque habitan las mismas calles, viven una realidad al­terna.

No cumplen con horarios de oficina, ni consumen en las tiendas de pisos encera­dos. Tampoco asisten a even­tos sociales con sus respecti­vos regalos.

Pululan en grupos de dos o tres por la ciudad, en parte para protegerse, pero tam­bién porque se reconocen entre ellos.

Los une el abandono y la miseria, gemelos bastardos que pare la incomprensión, la desigualdad o la indiferen­cia, para el caso es lo mismo para ellos: no hay nadie que los reclame como suyos.

Pese al miedo que inspi­ran o al desprecio que reci­ben, son los que mejor cono­cen los rincones de la ciudad; saben mejor que nadie donde guarecerse en temporada de lluvias; sus manos terrosas pueden sacar del fondo de los botes de basura desperdicios todavía comestibles.

 

VIVÍA EN INDIGENCIA

Alguna vez tuvieron familia, casa, hermanos, padre, ma­dre, tíos. Fueron como los ojos que los ven de lejos y pasan de largo tapándose las narices: limpios, sanos, quizá rollizos. Alguien al nacer pellizcó sus mejillas y les auguró buena vida. Otros, quizá, con un po­quito más de suerte, alcanza­ron a que un padrino lanzara monedas al aire para festejar su día.

La misma obstinación que ahora tienen para sobrevivir en las calles de la urbe, es la que un día los alejó de sus se­res queridos.

«No sé qué le sucedió, pin­taba para más…», dirán cuan­do todavía son reconocidos y el olvido completo no los ha alcanzado.

En algún momento, lim­piando la ciudad con sus ma­nos sucias para satisfacción de quienes aman la limpieza y la producen diariamente, se vuelven invisibles.

 

TENÍA 45 AÑOS DE EDAD

Al morir se materializan de nuevo para los seres norma­les. Aparecen en la calle una noche cualquiera. Inmóviles, con el cuerpo vencido y con más años de los que en reali­dad tienen.

Es lo que sucede el 2 de ju­lio sobre la avenida Francisco I. Madero, bajo la marquesina del viejo cine Sheba. Una voz anónima reporta el cuerpo de una mujer desconocida a las siete y media de la noche.

La persona viste ropas muy holgadas para su cuer­po. Lleva todavía puesto un viejo sombrero tejido. A un lado de su cuerpo hay como única pertenencia una bolsa de plástico grande repleta de basura.

El personal del Semefo realiza el levantamiento. No hay nadie que reclame el ca­dáver. Sobre la ciudad, una banca dura ya no será ocupa­da en el otoño próximo.

 

Con información de Ángel Castro.

 

TE PUEDE INTERESAR: Niña muere atropellada por autos que chocaron en Tlalpan

tabascohoy.com

Te puede interesar

Advertisement