Síguenos

¿Qué estás buscando?

Monseñor se sorprendió del afectuoso recibimiento por parte de los pequeños.

Tabasco

Llevan niños regalos al nuevo Obispo

Con música de mariachis, cohetes y flores recibieron a Monseñor Roberto Madrigal Gallegos para demostrar el orgullo y alegría de su nombramiento.

ROMAN HERNANDEZ ROMÁN

GRUPO CANTÓN

JALPA DE MÉNDEZ. – Al arribo de Monseñor Roberto Madrigal Gallegos a su tierra natal, Iquinuapa, Jalpa de Méndez, desbordó el júbilo entre los habitantes de esa comunidad.

En 141 años fue la primera vez que el Vaticano nombró a un presbítero de Tabasco con tan alta jerarquía eclesiástica. Niños, jóvenes mujeres, familiares, amigos, vecinos irrumpieron en el domicilio del religioso para felicitarlo por el nombramiento hecho por su santidad el Papa Francisco.

Monseñor, llegó a Iquinuapa como todos los lunes, lo hizo a bordo de una combi y aunque para él era un lunes más, para el pueblo de Iquinuapa era un día de fiesta.

Antes que nada, el Obispo visitó y abrazó a su madre y hermanos, todos dieron gracias por la bendición recibida del Altísimo.

Se vivió un día de fiesta en la comunidad por la visita del religioso a su pueblo natal.

Su nombramiento como nuevo Obispo fue motivo de orgullo y alegría para recibirlo con cohetes, flores, mariachis,“tololoche”(música de banda) y globos en cada una de las viviendas de la comunidad.

Todos querían expresar la alegría de que un jalpaneco haya tenido el honor de ser nombrado Obispo de Tuxpan.

Los asistentes llevaban toda clase de obsequios. Recibió pavos, gallinas. Los niños también le expresaron con diferentes tipos de presentes su regocijo.

Una de sus tías, que radica en el municipio de Paraíso madrugó para traerle camarones y pescado.

A su llegada se dispuso de un desayuno al que asistieron dos sacerdotes amigos de la Diócesis, así como una religiosa de nombre Fabiola Ramírez.

Feligreses  aprovecharon para tomarse fotos con el Obispo.

Mientras que la maestra Joaquína Heredia, amiga de la familia fue la encargada de darle la bienvenida. Monseñor estuvo muy atento, dijo que “no esperaba ser nombrado Obispo por parte del Santo Padre, y con esta enorme encomienda doy gracias a Dios y serviré con fervor, en estos tiempos en que la fe se va perdiendo”.

Por último, agradeció el recibimiento de su pueblo y estima que en tres meses se dará su ordenación y tomará posesión de la Diócesis de Tuxpan, Veracruz.

tabascohoy.com 

Te puede interesar

Advertisement