Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina
RAFAEL QUIROZ

“Llegué con 69 de oxigenación y me salvé”

“Cuando te internan, tienes que pasar 10 horas boca abajo para que tus pulmones se desinflamen”.

TABASCO.- “Soy un sobreviviente del Covid”, afirma Rafael Quiroz, un hombre que llegó al hospital con los dos pulmones dañados por este padeci­miento, pero gracias a los médicos del Juan Graham, hoy puede agra­decer a Dios la oportunidad de vida que le ofreció. Llama a los tabas­queños a no bajar la guardia porque es doloroso y difícil para las familias contagiarse de este virus.

 

¿Cómo te sientes?

Estoy bastante estable, me siento bien, a veces me agoto un poquito por el tema de los pulmones que fue donde me daño más el virus, pero me siento tranquilo.

 

¿Llegaste a estar hospitalizado?

Si claro, llegué al hospital con 69 de oxigenación, con los pulmones in­flamados, me dijeron los médicos que el derecho llegó dañado casi un 80 por ciento y el izquierdo un 75 por ciento, inflamados y dañados, por eso me tuvieron que internar porque los pulmones tenían ‘trau­ma’, que es el daño interior de los pulmones.

 

¿Cuánto tiempo estuviste?

Estuve 10 días, me habían dicho que iba a estar entre 20 y 30 días, pero afortunadamente no tengo hiper­tensión ni padezco diabetes, sólo que mi problema era de obesidad y eso me complicó, pero no mucho pero sólo estuve 10 días.

 

¿Cómo ha sido tu recuperación?

Mi recuperación, me dicen los mé­dicos, que gracias a Dios no ha sido tan lenta, ha sido relativamente avanzada, porque después del pri­mer día me pusieron el oxígeno, medicamentos y dos bolsas de plas­ma que necesitaba mi cuerpo con anticuerpos y eso ayudó a que mi recuperación sea buena. Hemos avanzado con rapidez.

 

¿Tuviste miedo?

Fijate que miedo como tal no tenía, sólo que cuando decidieron man­darme al hospital mis hijos más que nada fueron los que me dieron palabras de aliento y ahí fue donde me quebré pero no tuve miedo.

 

¿Tu familia se contagió?

Sí, mi familia salió positiva, pero todos salieron asintomáticos, mis dos hijos y mi esposa, pero gracias a Dios no tuvieron com­plicaciones.

 

¿Dónde crees que te conta­giaste?

No sé porque creí cuidarme lo suficiente; creo llevar los me­dios suficientes, entonces la verdad no supe donde pude

La pandemia, el virus, la enfer­medad es real, yo te puedo dar un testimonio de vida porque soy verdaderamente un sobrevi­viente de COVID-19 como bien me decía el médico que me aten­dió, porque estaba delicada mi situación, pero gracias a Dios salí adelante, a toda la gente le puedo decir que efectivamente el virus existe y es dañino.

 

¿Dónde te atendiste?

En el hospital Juan Graham, la verdad que me atendieron super bien desde la persona que desin­fectan los lugares, hasta el direc­tor del hospital, la verdad es que no tengo más que agradecimiento con todo el persona, reconozco que el gobernador Adán Augusto­López se preocupó para que to­dos los tabasqueños recibiéramos una excelente atención y cómo no agradecer, si prácticamente con el favor de Dios, su ayuda y cono­cimientos de todo el personal me salvaron la vida.

 

¿Qué le dices a la gente que cree que el virus ya pasó?

Que no ha pasado, que tenemos que seguir cuidándonos, que haga­mos caso lo que dice la Secretaría de Salud sobre los cuidados, que mantengamos la sana distancia, que usemos cubrebocas y cuidar a la familia, es algo muy delicado y es algo muy dificil para toda la familia, sobre todo cuando te internan y tie­nes que pasar 10 horas boca abajo para que tus pulmones se te desin­flamen, no es nada fácil.