Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina
En Bancomer pusieron en marcha la entrada de diez personas por turno.

LIMITAN EL ACCESO A COMERCIOS

Sucursales bancarias y tiendas solo están protegiendo a su personal restringiendo la entrada de sus clientes.

Mientras auto­ridades de Salud Nacional, han anunciado que la situación de co­ranavirus ha entrado en fase II, y promueven acciones concre­tas como el no aglutinamiento de personas en establecimientos; en este municipio sucursales ban­carias y tiendas solo están prote­giendo a su personal restringien­do la entrada de sus clientes.

Y es que pese a que la Secretaría de Salud promueve la jornada na­cional denominada “Susana Dis­tancia”; como medida para evitar la propagación del coronavirus, estos establecimientos y bancos de este municipio obligan a la gente a aglo­merarse en largas colas.

En parte porque se restringió el acceso a las instalaciones, y por el otro, porque estas indicaciones no han hecho eco en estos negocios.

Durante un recorrido efec­tuado por distintos puntos de la municipalidad se pudo notar que durante la mañana del lunes y martes, había largas colas en es­tablecimientos como Telégrafos de México, tienda Elektra, banco Banamex y Bancomer.

Inclusive Soriana que se ubi­ca sobre la autopista Comalcalco a Cunduacán a la altura de la co­lonia Emiliano Zapata, desde la mañana de este martes comenzó a restringir la entrada de una so­la persona por familia a sus insta­laciones, con la finalidad de evitar la propagación del Covid 19.

En Bancomer desde la sema­na pasada pusieron en marcha la entrada de diez personas por turno, con la finalidad de prote­ger a sus empleados, no así a los cuentahabientes, los cuales se aglomeran en filas en la entrada de los cajeros.

“De nada sirve que promue­van una sana distancia para evi­tar una posible propagación del coronavirus, sí al momento de es­perar turno para entrar al banco a una tienda se arremolina la gen­te, provocando todo lo contrario a la campaña”, explicó la cuentaha­biente Josefa “N”.

De igual forma, el centro de la ciudad de Cunduacán, aún se re­siste a quedarse sin la movilidad de las personas, por eso, es muy notoria la presencia de madres de familias que inclusive hasta sus menores llevan consigo.