Conecta con nosotros
67 vistas -

Tabasco

Lila Córdova Torres gana fuerza tras la batalla

Con 56 años de edad narra cómo enfrentó el cáncer de seno, y de qué manera aprendió a encontrarle el lado positivo a la enfermedad.

Publicada

en

Lila Córdova Torres luchó por su vida y le ganó al cáncer de mama. “Me diagnosticaron hace 10 años. En ese momento pasaba por una crisis familiar y pensé que esto que me ocurría era una prueba para recuperar a mi familia, así que no me devastó, saqué fuerzas para luchar”, platica a Grupo Cantón.

Librar esta batalla le generó una mayor autoestima, y habilidades para enfrentar los problemas y para ayudar a otras mujeres que pelean contra la enfermedad.

Desde su punto de vista, las personas diagnosticadas con esta enfermedad enfrentan cambios rápidos, desde las nuevas rutinas a las que se debe familiarizar, hasta la comprensión de conceptos nuevos y complejos.

“A mí me ayudó muchísimo mi fe en Dios; soy catequista y me refugié en mi iglesia; tome cursos de desarrollo humano, busqué la manera de recuperarme”, cuenta.

“En octubre del 2012 me sometí a la cirugía, y cuando volví de la anestesia estaba feliz. Nunca pensé que iba a morir. Sentí que era tiempo de preocuparme por mí, quería vivir para mis hijos”.

ÁNGELES EN EL CAMINO

Lila afirma que el crecimiento y la fuerza para luchar contra el cáncer dependen del apoyo que haya tenido la paciente, a veces de la familia, y cuando no se tiene, hay ángeles como el Grupo Palmeras, del Hospital Juan Graham, al que actualmente pertenece.

“En mi grupo nos dedicamos a dar charlas preventivas y testimonios. También donamos prótesis, gorritos, pelucas, brasieres para prótesis, pero lo más importante es el apoyo emocional que podemos dar”, comparte la entrevistada.

FABIOLA XICOTÉNCATL
GRUPO CANTÓN

tabascohoy.com

 

 

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia