web analytics
Síguenos

¿Qué estás buscando?

Voces

Libertad de los niños en la cuarentena

No se debe confundir este título con permitir­les hacer lo que les venga en gana, es decir, no significa que haya que darle rienda suelta al descontrol total. Mantener las rutinas, los há­bitos y los horarios es de suma importancia. Sobre todo porque es posible que ellos, ante el cambio de escenario, busquen nuevos lími­tes y tensen la situación, por lo que es esencial encontrar un equilibro entre poner normas de forma consistente y atender a su contexto ga­nándose su conexión emocional desde el respeto. Esta es quizás la parte más difícil, pero también la más importante. Entre otras cosas se recomienda agacharse y hablar a la altura de los pequeños, esperar a que estén en calma, y dirigirse a ellos con amabilidad; es clave enfo­car las órdenes y los límites (por ejemplo, que­darse en casa) haciéndoles partícipes de lo que está pasando: son necesarios, importantes y necesitamos su ayuda y recordarles a diario que gracias a que están en casa hay mucha menos gente enfermándose.

Pero hasta ahí; debemos igualmente prote­gerles de la sobreinformación, y especialmente de la desinformación, adaptar qué les conta­mos del COVID-19, preguntarles cómo se sien­ten, organizar videollamadas con familiares o amigos, dejar tiempo incluso al aburrimien­to -recuerden que platicábamos hace unos días de su importancia- o practicar juntos las reco­mendaciones sanitarias (lavarse las manos, por ejemplo) son algunas de las claves. El objetivo es aportarles un clima de calma, cariño y con­fianza.

Advertisement

Te puede interesar

Copyright 2020. Todos los derechos reservados. Organización Editorial Acuario S.A. de C.V.