web analytics
Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina

Liberan y vuelven a detener a “El Mochomo”

Una jueza federal ordenó este miércoles la liberación de El Mochomo, y tras salir, fue reaprehendido acusado de nuevos cargos.

Fue reaprehendido José Ángel Casarrubias, alias El Mochomo, presunto líder de la organización criminal Guerreros Unidos e implicado en la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, tras ser liberado del penal de máxima seguridad de El Altiplano.

Una jueza federal ordenó este miércoles la liberación de El Mochomo; tras salir de El Altiplano, ubicado en el municipio de Almoloya de Juárez, en el Estado de México, fue reaprehendido acusado de nuevos cargos.

El Mochomo había sido detenido por elementos de la Fiscalía General de la República el pasado 29 de junio en Metepec, Estado de México, y se encontraba bajo custodia de las autoridades en el penal del Altiplano.

De acuerdo con versiones judiciales, hay declaraciones que afirman que Casarrubias Salgado ordenó matar a los estudiantes de la Escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos” de Ayotzinapa.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, había afirmado en la conferencia de prensa que anoche había sido liberado uno de los presuntos implicados en la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

“Y fíjense, hoy en la mañana ya nos informan que uno de los involucrados que estaba detenido, un juez lo dejó a las 12:00 de la noche en libertad. Claro, no ha salido porque hay un plazo de 24 horas, ahora la fiscalía va a tener que defender el asunto. Pero imagínense eso, no se puede permitir que estas cosas sucedan”, señaló el presidente, como consta en la versión estenográfica.

Vidulfo Rosales, abogado de los padres de los 43 normalistas de Ayotzinapa, afirmó que El Mochomo, presunto líder del grupo criminal Guerreros Unidos, tiene información sobre el paradero de los estudiantes desaparecidos en septiembre de 2014.

José Ángel Casarrubias es hermano de los exlíderes de Guerreros Unidos, Sidronio, Mario y Adán Zenén, quienes fueron detenidos en la pasada administración por los sucesos de Iguala.