web analytics
Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina
Policías de investigación ingresaron al hotel Ambos Mundos, uno de los dos inmuebles en el que personal médico era retenido a través de lo que denominan secuestro virtual.

Liberan a 13 enfermeros secuestrados; fiscalía capitalina no reporta detenidos

Familiares de las víctimas, retenidas en dos hoteles de la CDMX, eran extorsionadas vía telefónica para exigirles dinero; este modus operandi fue documentado por Excélsior en enero pasado

CIUDAD DE MÉXICO.

La delincuencia puso en la mira al personal médico que combate la pandemia del coronavirus en la CDMX.

Trece enfermeros que estaban privados de su libertad en dos hoteles ubicados en la zona de Tacubaya fueron rescatados ayer por agentes de la Fiscalía local.

De acuerdo con el IMSS, las víctimas pertenecen a la Oficina de Representación de esa institución en Nuevo León y forman parte de los equipos de apoyo estatales que se conformaron para atender a pacientes con covid-19 en la capital.

Los plagiarios extorsionaban vía telefónica a familiares del personal médico para amenazarlos: si no les depositaban cierta cantidad de dinero, les harían daño. Las autoridades no informaron de detenciones.

El 23 de enero, Excélsior dio a conocer que esta modalidad de secuestro se empleó en un hotel cercano al Monumento a la Revolución. En otros estados también se han detectado casos, sobre todo durante vacaciones.

Secuestran personal médico en hoteles

Familiares de enfermeros que están en la capital para luchar contra la pandemia fueron extorsionados a través de llamadas telefónicas.

Personal médico que permanecía privado de su libertad en dos hoteles de la Ciudad de México fue rescatado ayer por agentes de la Fiscalía General de Justicia local y elementos de la Guardia Nacional.

La indagatoria comenzó por la denuncia de familiares de una las víctimas, originaria del estado de Chiapas.

Las pesquisas llevaron a realizar un operativo en el hotel Ambos Mundos, en el 135 de la avenida Revolución y a otro inmueble también ubicado en inmediaciones de la colonia Tacubaya, en la alcaldía Miguel Hidalgo, donde fueron liberados 13 enfermeros y enfermeras.

Aproximadamente a las 18:20 horas fue que lograron rescatar al personal médico adscrito a la Oficina de Representación del IMSS en Nuevo León, quienes forman parte de los equipos de apoyo que se conformaron del interior del país para la atención de covid-19 en la Ciudad de México, informó la dependencia federal.

El objetivo de los captores era extorsionar a los familiares de las víctimas. Telefónicamente les informaban que tenían retenidos a sus seres queridos y que si no les depositaban ciertas cantidades de dinero les harían daño.

Al cierre de esta edición, los enfermeros se encontraban en la Fiscalía de Investigación del Delito de Secuestro, donde se les proporcionó atención médica y asesoría jurídica. Las autoridades no informaron de detenciones.

Víctimas en hoteles

El pasado 23 de enero, este diario dio a conocer un caso en el que se empleó el mismo modus operandi en el hotel Plaza Revolución, ubicado a unos metros del Monumento a la Revolución. Ahí los retenidos fueron una mujer y sus dos hijas.

El esposo, quien descubrió a su familia dentro del mismo inmueble en el que se hospedaban, fue quien dio aviso a la policía.

Tras la denuncia, agentes de inteligencia de la policía capitalina realizaron un operativo en el inmueble de la calle Terán 35.

En otras entidades de la República también se han detectado estos secuestros, principalmente durante la temporada vacacional, de acuerdo con reportes de la Secretaría de Gobernación.

Los delincuentes llaman a la habitación de algún huésped vía conmutador y con engaños o violencia sicológica consiguen “enganchar” a sus víctimas.

La dependencia detalló que durante la llamada el delincuente hace creer que forma parte de algún grupo delictivo y que tiene vigilada a la persona.

El interlocutor pide apagar el teléfono celular y salir del hotel, con la finalidad de que la víctima no sea ubicada por su familia ni por las autoridades.

Para ese momento, los extorsionadores ya obtuvieron el nombre y teléfono de algún familiar a quien llamarán para pedir rescate por su ser querido.

Con información de Excelsior.

YOG