Síguenos

¿Qué estás buscando?

Columnistas

Levantarnos después de la caída

La resiliencia es esta habilidad de recuperarnos a pesar de un evento -o series de eventos- que nos ha hecho pa­sar un mal rato. Pero esta no se construye de la noche a la mañana; usualmente se desarrolla durante la niñez, de la mano de nuestra autoestima, aunque, ya como adul­tos, hay algunos pasos que podemos tomar para empe­zar a fortalecerla.

  1. No te compares con otras personas.Aunque la com­petitividad te empuja a ir hacia adelante, cuando no nos está yendo tan bien, hacerlo puede reforzar nuestra sen­sación de derrota al ver a otros que estén en una posición más favorable comparada con lo que nos aqueja.
  2. No seas tan incisivo con la autocrítica. Si bien es positivo estar al tanto de nuestras limitaciones, no es ne­cesario auto agredirnos, hazle frente a esa voz como lo harías con alguien que te esté molestando.
  3. Trabaja en la gestión de tus emociones. El poder reconocer nuestras emociones nos otorga la posibilidad de saber que estrategias implementar para su adecuado manejo.
  4. Haz planes concretos. Escríbelos si es necesario, pero busca establecer metas reales que sean accesibles y puedan darte un sentido de logro al concluirlas.

Te puede interesar

Advertisement