web analytics
Síguenos

¿Qué estás buscando?

Advertisement

CDMX

Le organizaron una fiesta a su hermano y todos se contagiaron

“Tuve mucho miedo cuando mis papás empezaron con los síntomas. Pensé que se me iban a ir”.

GABRIELA REYES

CDMX.- Gabriela Reyes vive en la Ciudad de México, afirma que jamás pensó que un simple cua­dro gripal fueran en realidad los primeros síntomas del terrible Covid-19.

Desafortunadamente la en­fermedad le dio a ella y a parte de su familia en un cumpleaños de uno de sus hermanos.

Asegura que no le dio miedo morir, pues nunca pensó nada negativo, sólo estaba sorprendi­da y preocupada porque a sus pa­dres sí los puso mal el Covid.

Su más grande miedo fue per­der a sus padres, pues llegó a pen­sar que perderían la batalla con la mortal enfermedad.

Ella sabe que este virus no fá­cil de tratar, y aunque siguieron las medidas protocolarias, hoy redoblan acciones para no volver a susfrir.

Hoy pide a todas las personas que extremen sus medidas de sa­lud, que no se confíen ni se rela­jen, porque es terrible ver que tu familia está contagiada.

Advertisement. Scroll to continue reading.

 

¿Cómo supiste que tenías o que estabas contagiada de Covid?

Yo no empecé con los síntomas del Coronavirus, el que inició el contagio fue mi hermano, des­pués siguió mi mamá y luego mi papá y al final yo.

Fue durante la celebración del cumpleaños de mi hermano que casi toda la familia resultó infec­tada por el Covid-19.

No tenemos mucho contacto con mi hermano, es esporádico. Él llegó a visitarnos un sábado que le celebramos su cumplea­ños. Le hicimos una comida con su pastel y comentó que se estaba sintiendo mal.

 

Advertisement. Scroll to continue reading.

¿Tu hermano en dónde está trabaja en la actualidad?

Mi hermano actualmente está desempeñándose como obrero en una fábrica de gel antibac­terial y sanitizantes.

¡Qué curioso e irónico traba­jar en un área súper limpia y salir enfermo de Covid!

Mi hermano comenzó con la fiebre y dolor de cabeza. Yo sentí el dolor de garganta e in­flamación.

 

¿Cómo te dieron el diag­nóstico?

Advertisement. Scroll to continue reading.

Cuando me empecé a sentir mal, con el cuerpo cortado, dolor de garganta y la tem­peratura, fui al médico y de entrada me dijo que me hi­ciera la prueba para detectar el Covid.

Al momento que me dan el diagnóstico positivo de Co­ronavirus, de inmediato me enviaron de incapacidad a mi casa, a cuarentena.

Me dieron Paracetamol para el dolor y la fiebre; pero el mal me atacó sólo con es­currimiento nasal y la infla­mación de la garganta.

 

¿Qué fue lo primero que pasó por tu mente al saber que te­nías Covid?

Lo primero es que me sorpren­dí. Nunca imaginé que algo tan simple como un cuadro gripal, en realidad fuera el Covid-19.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Tengo entendido que a otras personas les dan muchos sínto­mas y se la pasan mal. Yo sí estu­ve con un dolor intenso de gar­ganta, pero afortunadamente no pasó a mayores.

 

¿Te hospitalizaron?

No. Afortunadamente todo el tratamiento lo llevé en casa, con las medidas sanitarias que me in­dicaron los médicos.

 

¿Sentiste miedo?

Advertisement. Scroll to continue reading.

La verdad no me dio miedo mo­rir ni nada por el estilo. No pensé nada negativo, me sentía bien; sólo estaba sorprendida de que yo tuviera esa enfermedad.

En donde sí tenía temor fue cuando mis papás empezaron con los síntomas del Covid, como fue el dolor de cabeza y garganta, la temperatura y la tos seca.

Ellos sí estuvieron delicados y por un momento pensé que se me iban a ir.

 

¿Qué mensaje envías a quienes piensan que el Coronavirus no existe?

Lo que les diría es que se cuiden; el Covid no es fácil, en cada orga­nismo se desarrolla de manera muy diferente.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Pensarán que es demasiado exagerado pero sí llegue a pensar que se me iban mis papás. No sa­bes en qué momento te va a tocar a ti o a tu familia.

 

¿Qué cuidados están tomando para evitar contagios?

Desde esa situación que pasamos ahora seguimos un protocolo en el que llegamos a la casa nos sa­nitizamos, obviamente la vida tiene que seguir su curso pero ahora es con más cuidado.

Seguimos lavándonos las ma­nos, nos bañamos cuando regre­samos de algún lugar, usamos el cubrebocas y mantenemos nues­tra sana distancia.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Te puede interesar

Advertisement