Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina
(Foto: Especial)

Le juraba amor y lo apuñaló

Sobrina del rector de la Unicach asesina a su pareja. En un principio dijo que Jovanny intentó suicidarse.

TUXTLA GUTIÉRREZ, CHIAPAS.- Jovanny pensó que con poner un tapiz de fotos de él besando y abrazando a su pareja en la porta­da principal de Facebook, se aca­barían los pleitos de celos. Nunca pasó por su cabeza que su vida aca­baría con un cuchillo ensartado en el pecho, por su propia compañera.

Evely «N» juraba amar a Jo­vanny, pero no podía controlar sus celos, y cada que surgía una sos­pecha le reclamaba los supuestos coqueteos, al grado de que ya no le importaba si estaban los amigos presentes o si la leían en los muros de compañero: Ella ejercía un con­trol rayando en lo enfermizo.

Incluso, cuando el joven de 25 años de edad solo hacía bromas con sus amigos, como la vez que compartió con uno de estos la noti­cia de una mujer que «apuñaló a su esposo porque le daba me gusta a fotos de otras mujeres», no tardaba Evelyn en escribirle como maca­bra advertencia: «Y a ti también…»

De hecho, en vez de sentirse mortificada, ella alardeaba de ser la «tóxica en la relación que igual no quiere separarse».

 

ELLA LO ATACÓ

El sábado 3 de octubre, Jovanny y Evelyn están en una fiesta con sus amigos. Ella ha bebido más de la cuenta y comienza a discutir con su joven pareja. Los amigos, que ya la conocen, no le hacen mucho caso, siguen bailando y bebiendo.

Jovanny se aparta con ella y tra­ta de calmarla, pero ella está fuera de sí y discute lo de siempre, por qué se le queda viendo a tal chava, que qué le pasa, que ella no está pintada ni es tonta.

El joven niega las acusaciones y la abraza. Deciden irse a casa. Los amigos los despiden, se apiadan de Jovanny, no entienden cómo pue­de soportar tanta insidia.

La pareja se traslada al noro­riente de la ciudad, a la segunda sección del fraccionamiento Info­navit Grijalva. La discusión ha ba­jado de intensidad.

Cuando entran al domicilio no hacen ruido, la madre de Jovanny vive en la planta alta y no quieren despertarla.

Mientras se desvisten, Evelyn retoma las acusaciones, no aguan­ta más, siente que la desconfianza y la rabia la desbordan. Sin que la vea Jovanny, saca de una mochila un cuchillo carnicero, bien afilado, y cuando se voltea lo entierra en el pecho del sorprendido joven.

Jovanny no puede creer lo que sus ojos reconocen aterrado. Pide auxilio a la única persona de la casa que lo puede salvar: su madre. Aunque está en la planta alta, la señora percibe el grito y baja a ver qué sucede.

Al abrir la puerta ve a su hijo con una herida sangrando su pecho, y a su nuera con el cuchillo ensan­grentado en una mano.

«Trató de suicidarse…y yo lo ayudé», inventa en ese momento la malévola compañera de Jovan­ny, aún bajo los efectos del alcohol. La madre llamó al 911 por una am­bulancia, mientras taponaba sin apretar demasiado la herida mor­tal de su hijo.

Al llegar al Hospital general nú­mero 2 del Instituto Mexicano del Seguro Social, Jovanny alcanza a susurrarle a su madre angustiada minutos antes de morir: «Ella me atacó».

La Fiscalía General del Estado cumplimentó la orden de aprehen­sión por homicidio calificado con­tra de Evelyn «N», quien es sobrina del rector de la Unicach.