Conecta con nosotros
2 views

Tabasco

‘Hieren’ las amenazas a tabasqueños

Este año en Tabasco suman 2 mil 235 casos reportados, lo que equivale a 12 diarios. Juristas consideran endurecer las sanciones cuando la víctima sea una mujer.

Publicada

en

212 Visitas

En Tabasco cada dos horas una persona es amenazada, muchas veces de muerte. En este año suman 2 mil 235 casos , lo que equivale a 12 diarios, o uno cada dos horas.

El artículo 161 del Código Penal, establece que quien intimide a otro con causarle daño en su persona o en sus bienes, o en la persona o bienes de un tercero con quien el amenazado tenga vínculos afectivos, se le impondrá prisión de tres meses a dos años, y de 200 a 500 días multa, sin perjuicio de la pena aplicable, si el agente realiza el mal con el que amenaza.

De acuerdo a juristas, el delito de amenazas afecta la paz y la seguridad de las personas y constriñe el ánimo de las víctimas, impidiéndole la tranquilidad y la libertad que todo ser humano debe tener.

El abogado Pedro García relató que el año pasado “circuló en varios medios el caso de una mujer de 35 años, denunciando que un tipo de un sindicato petrolero la quería matar. “Presentaba alteraciones visibles y no fue tomada en cuenta; posteriomente apareció muerta” .

El Jurista dijo que las amenazas pueden ser diversas. “Hay amenazas de violación, de quitarte tu dinero, de lastimar a tus seres queridos, así como la amenaza a la vida que seria la de mayor afectación”. No obstante, dijo que cuando la amenaza es real, “ la víctima se enfrenta a un sistema de procuración de justicia donde le exigen presentar dos testigos, y entonces ahí todo valió cacahuate”, expresó.

Dijo que “ésto es algo que nos lastima como sociedad; el fiscal no hace nada si no llevas el testigo; eso provoca primero la oferta de dinero para dar el común carpetazo a la averiguación y la impunidad”.

HACEN MAL USO DEL DELITO

No obstante, el jurista dijo que muchas veces el delito de amenazas se usa de forma indiscriminada para pretender desquitarse de un problema personal o familiar, e incluso se pretende que se castigue a alguien por el hecho que le dijeron alguna verdad .

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia