Síguenos

¿Qué estás buscando?

Columnistas

Las redes sociales primero

Ayer me senté con dos amigos ex empleados de PEMEX de muy alto rango quienes perdieron su trabajo una vez que Emilio Lozoya fue perseguido durante el sexenio de Enrique Peña Nieto y hasta hoy no han logrado obtener los “sueldazos” a los que estaban acostumbrados durante su estadía en esa dependencia.

Me aseguraron que AMLO está planeando quedarse en el poder para siempre pues aseguran que poco a poco está ganando el cariño del pueblo y su reelección casi es un hecho en el 2024. Me contuve la risa por unos cuantos minutos pues quería escuchar la postura de estas personas que en su momento fueron personajes importantes en PEMEX.

Después de platicar al respecto de esta “posible reelección” me di cuenta que justamente de esta manera piensan decenas de mexicanos a quienes les lavaron el coco y les hacen creer que el comunismo está a punto de instaurarse en este país donde aseguran que AMLO será el siguiente dictador de México y no tendremos escapatoria.

Los que opinan de esta manera ¿Habrán ido a la escuela y tomaron de manera correcta las clases de historia o pasaron de noche su educación?

Me apena mucho poder externar en esta columna que aquellos amigos con los que me reuní el día de ayer fueron educados en las universidades más prestigiosas de México y Estados Unidos dejándome en claro que no importa si cursaste de noche tu universidad, pero el “coco wash” que muchos replican como robot lo aprendieron de las redes sociales.

Las elecciones del 2024 serán críticas y estoy casi seguro que para esas fechas el ganador o ganadora de la presidencia será anunciada días antes por medio de las redes sociales donde la democracia pasó a segundo término y hoy lo único que importa es tener seguidores y muchos likes para declarar el triunfo.

No podemos cambiar la manera de pensar de miles de mexicanos que creen que AMLO será un dictador y mucho menos podemos sacarles de la cabeza la idea de un posible comunismo en México, pero lo que si me queda claro es que las redes sociales son un elemento peligroso para la acción política de nuestro país que bien podría verse afectada si no se toman las medidas necesarias para velar por votaciones fidedignas sin que las redes sociales afecten la misma.

Te puede interesar

Columnistas

Columnistas

Columnistas

Columnistas

Advertisement