Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina
Después del último título de los Toros, Jordan se retiró, Rodman fue presa de su controversial vida personal y Pippen firmó un jugoso contrato con Houston.

Las causas que acabaron con la dinastía de los Toros de Chicago

Lesiones, tope salarial, agencia libre e indisciplinas, fueron factores que se sumaron al retiro de Jordan para poner fin a la época dorada del equipo

La edad, salud y cuestiones salariales de los jugadores desmoronaron la dinastía de Bulls de Chicago, después de su campeonato en 1998, se lee en las memorias inconclusas e inéditas que dejó el fallecido gerente general Jerry Krause.

“Durante la última carrera del campeonato en 1998, las grietas en la base de los equipos que habíamos construido comenzaron a aparecer de manera alarmante en momentos inoportunos”, explicó con sus letras el directivo.

En el texto desglosa que el público no sabía que Phil Jackson, el mejor entrenador que ha tenido Bulls, ya había informado antes de la temporada que se iba a Montana, para tener al menos un año de descanso.

Cita una reunión en la que estuvo el dueño del equipo, Jerry Reinsdorf, el médico Jim Stack, el cirujano Al Vermeil, el director de finanzas Irwin Mandel y su asistente Karen Stack. Mandel conocía más los cuerpos de los jugadores que los mismos médicos.

La primera pregunta que soltó fue cuánto aguantaría en el juego Luc Longley, un futuro agente libre con tobillos inestables y la respuesta fue que se derrumbaría rápidamente.

De Dennis Rodman señaló sus problemas fuera de cancha y que en los últimos partidos ya le costaba mantenerse hasta el final en la duela, mientras Scottie Pippen había tenido cirugías importantes en los dos años anteriores y la última fue en el verano para contravenir las decisiones de la directiva, en protesta por su salario.

Cuestionó si valía la pena que se le pagaran dólares de superestrella a Pippen, y la respuesta estuvo llena de dudas, en tanto Michael Jordan fue enfático en no jugar para un entrenador que no fuera Phil Jackson.

A su vez, Steve Kerr y Jud Buechler pasarían a ser agentes libres y podían contratarse con el mejor postor.

“Ponte en nuestros zapatos mientras salimos de esa habitación. ¿Qué harías? ¿Rompimos una dinastía o era la edad la ruptura de la dinastía, el desgaste natural y las reglas de tope salarial que rige el juego?”, cuestionó, al desvelar esos argumentos como la causa del desmoronamiento del equipo.

En sus memorias inconclusas, las cuales cita NBC Sports, Krause explica que en esa reunión decidieron no revelar información para no perjudicar a nadie y el australiano Luc Longley tuvo un millonario contrato por cinco años con Phoenix, pero tres años después se retiró en su país.

Dennis Rodman jugó 35 partidos y ya no recuperó su mejor nivel, Michael Jordan se hirió un dedo con un cortador de puros y no habría podido jugar la siguiente temporada, y fue honesto en ese sentido, además se mantuvo en su palabra de ya no jugar sin Jackson.

Scottie Pippen firmó un buen contrato con Houston y continuó su carrera. “Ahí lo tienes. Es la verdad”.

Con información de Excelsior.