Conecta con nosotros
19 vistas -

Piales y colas

Las 20 familias charras en Tabasco

Publicada

en

Su servidor, José Mayoral Cadena, hombre de tradiciones muy nacionalistas, estima que la familia es la parte medular donde arrancan los éxitos y las glorias de cualquier ser humano.

Cuando el México post revolucionario estuvo a punto de caerse, con la oligarquía sobreexplotándolo, los que murieron en la revolución de 1910, dejaron herencias morales que hicieron las nuevas familias. La familia charra en especial. En Tabasco hay cuarenta familias de esta calidad.

Esto que escribo salió de una hermosa charla con el jefe de jefes de la charrería de Tabasco, el ingeniero Manuel F. Ordoñez Galán. Me hizo una sugerencia que es como una orden para mí: reescribir la Historia de la Charrería en Tabasco. Hay un antecedente, un hermoso libro que la ex rectora de la UJAT, Candita Gil Jiménez, entregó a los charros de Tabasco.

En breves meses, su servidor y su equipo, deben estar reescribiendo más historia de nuestra charrería. Hoy la haremos basándonos en las familias de Tabasco. Esas que cada semana están en el Lienzo para aplaudir las proezas de sus esposos, hijos y nietos charros. Pienso en veinte de estas familias. Si me equivoco, reempezaré de nuevo. Van las primeras diez familias: UNO: Tengo que empezar con los Ordóñez Buendía. Hay en esta familia ya tres generaciones de charros; DOS: La Familia Torruco, originarios de “El Golpe” y Comalcalco; TRES: La Familia Escalante, donde un hombre extraordinario, el médico Mario Escalante, creó en Comalcalco, una de las asociaciones más fuertes del estado.

CUATRO: La Familia Herrera Dagdug; CINCO: La Familia Bernal, de Estación Juárez; SEIS: La Familia Rabelo, parte consustancial en los primeros pasos de los charros tabasqueños desde sus Lienzos en Estación Juárez; SIETE: La Familia Pérez, que con dos equipos y su propio Lienzo, son dos de las potencias charras actuales.

OCHO: La Familia Estrada; NUEVE: La Familia Priego Hernández, con una mentalidad extraordinaria y generosa. El próximo martes sigo ennumerando todas las demás familias. ¡¡¡son muchísimas!!!…

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia