Connect with us

Hola, que estas buscando?

julio 23, 2021

Erwin Macario

Columnistas

Ladrido de jauría

Perrita de cuatro chiches, el presi electo de Cunduacán, anda como el perrito que tumbó la olla pues por su prepotencia no le han permitido husmear en la administración municipal.

Los insultos y ofensas que él y su gente hizo en campaña contra la talibana lo tienen frenado y no se baja de… dice que no cometió esas agresiones físicas y acusa a la alcaldesa de que ella sí lo ofendió.

Abraham “El Chelito” Cano ha dicho, para defenderse, que “el gobernador jugó un papel totalmente institucional. En el municipio, los funcionarios se metieron. Hay audios de expresiones hacia mi persona”.

Dicen que el Chelito casi llora, pues no puede saber cómo anda el ayuntamiento hasta que se le hinche a su antecesora que es de armas tomar.

“Más allá de las campañas, ya le di la vuelta al pasado. Tuvimos la oportunidad de intercambiar una llamada atípica. En nuestro caso, hizo expresiones peyorativas. Yo le solicité a ella que se sentaran los dos equipos para la transición. Ella tomó la decisión de que no se diera”, chelitea.

Nivia Naranjo dice que a ella si la insultó. “Yo no me puedo sentar con una persona que me ha insultado… si dice que soy de una pandilla de corruptos, para mí es un insulto”- Y claro que lo es, dice la perrucha.

Y el mismo Can, digo Cano, agrede al mencionar que él tendrá un equipo sin manchas:

“A raíz de la impugnación, no me ha permitido sentarme. Faltan tres meses. Hay criterios importantes, todos van a ser de nuestro municipio, gente con experiencia que no estén manchados”.

La neta es que Nivia no le entregará.

Lo harán funcionarios menores. Mientras, ladra la jauría.

tabascohoy.com

Te puede interesar

Advertisement