Síguenos

¿Qué estás buscando?

Columnistas

La vida es simple

Sólo yo sé los planes que tengo para ustedes. Son planes para su bien, y no para su mal, para que tengan un fu­turo lleno de esperanza.” Jeremías 29:11 La vida es simple y profunda y es bueno estar preparados para to­do, para ausencias y presencias, para tener mucho sin perder la humildad y para tener poco sin perder la tran­quilidad.

En la vida tenemos derechos, a ser libres, a ser felices, a ser amados, a es­tar sanos y eso deja en nuestras ma­nos la responsabilidad de vivir bien, porque entonces tenemos el deber de ser felices, el deber de saber amar, de mantenernos sanos, de ser inde­finidamente libres y para todo eso, precisamos prepararnos, es decir, aprender a vivir.

Pero el aprendizaje en la vida no viene de lo que está a nuestro alre­dedor, eso se llama experiencia, el verdadero aprendizaje o discipulado en la vida, proviene de Dios. El texto del profeta Jeremías nos anima a te­ner una experiencia significativa con Dios y por ende a conocer sus planes para nosotros y en la medida que co­nozcamos sus planes entenderemos también el propósito de la vida.

Te puede interesar

Advertisement