web analytics
Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina
Adhanom se mostró catastrofista ante la pandemia.

La vacuna no pondrá fin a la pandemia: OMS

En rueda de prensa, el dirigente de la OMS recordó que, en dos años, la pandemia de gripe española fue la causante de la muerte de decenas de millones de personas.

Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la Organización Mundial de la Salud, declaró hace unas horas que la pandemia de covid-19 durará “menos de dos años” y que hasta el momento “no hay ninguna garantía” de que en algún momento vaya a lograrse la vacuna anticovid, e incluso fue más allá al señalar que incluso lográndose, ésta “no va a poner fin a la pandemia por sí sola”.

“Esperamos acabar con esta pandemia en menos de dos años. Especialmente si podemos unir nuestros esfuerzos… y aprovechando al máximo las herramientas disponibles y esperando que podamos tener herramientas adicionales como vacunas, creo que podemos ponerle fin en un período de tiempo más corto que la gripe de 1918”

En rueda de prensa, el dirigente de la OMS recordó que, en dos años, la pandemia de gripe española fue la causante de la muerte de decenas de millones de personas.

 “Ningún país podrá resolver este problema por sí solo hasta que tengamos la vacuna, que sería una herramienta vital y esperamos tenerla lo antes posible, pero no hay ninguna garantía de que la vayamos a tener, e incluso si la tenemos no va a poner fin a la pandemia por sí sola”,

 Ante la urgencia de algunos países por reactivar su economía, Ghebreyesus advirtió que en ningún momento debe elegirse entre una u otra: “No debemos elegir entre la salud y la economía, es una elección falsa. Al contrario, la pandemia de Covid-19 nos recuerda que la salud y la economía son inseparables”, señalando que las cuarentenas “no son una solución a largo plazo para ningún país”.

En esa misma tónica, el directivo de Naciones Unidas también lanzó una advertencia sobre los rebrotes registrado en Europa: “Varios países se enfrentan ahora a nuevos brotes tras un largo periodo casi sin ninguna transmisión. Estos países llaman la atención a otros que ahora están registrando una reducción en el número de casos. El progreso no significa victoria. Es vital detectar rápidamente los brotes para evitar la transmisión comunitaria”.