Conecta con nosotros

Vivir Bien

La tecnología, un aliado para unir a las familias

Antes de la llegada de internet, la comunicación se tornaba complicada. Ahora, las plataformas digitales funcionan como un medio que une acorta las distancias.

Avatar

Publicada

en

7164 Visitas

En lugar de cuestionarnos a cada momento si estamos abusando de la tecnología, si somos demasiado dependientes o si somos tan analógicos que nos estamos quedando atrás, podemos aprovechar para reflexionar sobre qué tipo de familia tenemos (y queremos), digitalmente hablando.

Un uso saludable de la tecnología empieza en casa, con la vida familiar, con la relación que los adultos tengamos con las pantallas y la educación que los hijos reciban en términos de hábitos digitales. Quizá somos muy tecnológicos, quizá no. Y en lugar de quedarte en los prejuicios, puedes hacer una lista con lo que debería tener una familia tecnológicamente saludable (a tu entender) y después compararla con la actual salud digital de tu casa. Así resultará más sencillo modificar pautas y empezar nuevo curso con una conexión familiar más positiva.

En definitiva, se trata de ser ciudadanos de un mundo que ya es digital: hay que conocer los riesgos, respetar los límites y saber que la tecnología juega un papel fundamental y fantástico, siendo capaces de manejarla en cierta medida sin ser sometidos por ella.

CONCIENCIACIÓN Y CONOCIMIENTO: Las redes sociales y las aplicaciones no van a desaparecer. Así que es fundamental que los miembros de la familia estén al día sobre el mundo de las pantallas.

COMUNICACIÓN: Es importante hablar en familia, como contrapartida a la creciente vida tecnológica de cada miembro por separado. Se debe fomentar el diálogo sobre el uso que damos a los dispositivos y a Internet.

VALORES: Con o sin wi-fi, lo que las familias transmiten son raíces. Valores. Así que es importantísimo inculcar respeto, paciencia, reflexión, compasión, generosidad, coherencia.

PASIÓN Y POSITIVIDAD: Igual que disfrutamos juntos de las cosas que nos gustan más allá de la tecnología (, andar en bici, ir a museos, visitar amigos…), tenemos que potenciar que la familia viva lo digital de forma unida.

tabascohoy.com

Vivir Bien

Ayuda a los jóvenes a enfrentar pérdidas

Espacio para expresar sentimientos y respeto a sus reacciones emocionales es lo que ellos desean, y nosotros lo que deseamos es acompañarlos.

Avatar

Publicada

en

6379 Visitas

Rompimientos, eventos vividos en desastres naturales, cambios en las relaciones. Es esencial comunicarnos con los menores sobre temas como las pérdidas afectivas, la autoestima.

Espacio para expresar sentimientos y respeto a sus reacciones emocionales es lo que ellos desean, y nosotros lo que deseamos es acompañarlos.

¿Qué es comunicar? Los adultos deseamos que los chicos nos expresen en palabras lo que les pasa, sin darnos cuenta de que a esta edad (y a todas las edades, pero en la adolescencia más) la comunicación se da de una y mil formas más: las imágenes, la música, dibujando, compartiendo algún deporte, ahí la oportunidad de contactar con lo que siento y con la mente inconsciente es mayor.

Sentarnos juntos a dibujar mándalas y a platicar, tocando de manera indirecta temas sensibles como separación de los padres, vivencias durante el temblor y/o el huracán y/o cualquier desastre natural vivido.

Escuchar música y estar ahí acompañando, respirando, estando.

El arte de escuchar su silencio es la fórmula mágica para la palabra verdadera. Amarlo para construir más allá de las palabras, con la comunicación indirecta, metáfora de lo que yo siento, siempre de forma positiva.

Aun cuando él y la adolescente no te hablen, te está escuchando, te está mirando y está aprendiendo. La clave: acompañar y saber escuchar su silencio.

tabascohoy.com

Continuar leyendo

Vivir Bien

12 razones por las que los perros ladran

Antes de reprender a tu perro cuando ladra conviene saber por qué lo hace para entenderlo mejor y ayudarlo si fuera necesario.

Avatar

Publicada

en

6999 Visitas

Los perros son considerados los animales de compañías más fieles, y existen de todo tipo de razas, algunos son más escandalosos que otros pero todos tienen algo en común: su nobleza.

Antes de reprender a nuestro perro cuando ladra conviene saber por qué lo hace para entenderlo mejor y ayudarlo si fuera necesario el caso.

Lo patológico es el ladrido compulsivo y sin un sentido práctico real y ése es un signo clínico importante de que algo funciona mal y que debe ser tratado, lo normal, lo fisiológico debe ser respetado y comprendido.

A continuación te damos a conocer algunas de las circunstancias en las que un perro ladra y no debería ser reprimido:

1- Para comunicarse

El ladrido, si bien no es la forma más importante de comunicarse por parte del perro, sí es la elegida por el ser humano para hacerlo.

 

2- Por miedo
Es muy frecuente y, acompañado por otros signos corporales, es una manera de manifestar la presencia de una amenaza y de pedir ayuda a su manada.

 

3- Como invitación al juego

Resultan normales el ladrido y el gruñido a modo de solicitar participación en un juego.

 

4- En la caza

Los perros genéticamente seleccionados para la cacería, en algunos casos, ladran para avisar a los otros perros o al cazador.

 

5- Para avisar por alarma

El perro está ejerciendo la función para la que ha sido seleccionado, ladrando ante cualquier estímulo externo. Simplemente está avisando.

 

6- Por separación del tutor

Los perros, al ser animales gregarios y sociales, no quieren estar solos y reclaman compañía a través del ladrido.

 

7- Ladrido reforzado por el propietario

Si cuando nuestro perro ladra le prestamos atención, reforzaremos esa conducta efectiva y tenderá a repetirse.

 

8- Por demanda de atención

El ladrido para llamar la atención frente a una demanda concreta normalmente es reforzado y por eso se repite.

 

9- Ladrido territorial

Cualquier perro ladra como un modo de defender su territorio o sus pertenencias.

 

10- Por frustración

Del mismo modo que los bebés lloran o hacen berrinches cuando no alcanzan algo, los perros ladran en la misma circunstancia.

 

11- Por dolor

El dolor también puede manifestarse con el ladrido.

 

12- Como conducta repetitiva

El ladrido puede convertirse en la única salida al estrés y muchos perros en situaciones extremas de confinamiento inadecuado ladran de manera repetitiva y monótona, como deshaciéndose de la ansiedad que el momento y la circunstancia les causa.

 

 

Te puede interesar:

Aprende a mejorar la iluminación en casa

 

Tabasco Hoy

Continuar leyendo

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia