Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina

La reactivación económica será sin endeudarnos: Adán

Estamos preparados, tenemos el recurso para hacerlo. Hasta ahorita, de acuerdo a nuestra planificación, vamos a arrancar la obra pública a finales de mayo, dijo el gobernador.

ENTREVISTA A ADÁN AUGUSTO LÓPEZ HERNÁNDEZ, GOBERNADOR DE TABASCO.

SEGUNDA PARTE

 

Tras afirmar que se están entre­gando las condiciones para que haya un mejor Tabasco, el go­bernador Adán Augusto López Hernández descartó que se va­ya a solicitar algún empréstito para reactivar la economía.

En entrevista con Grupo Cantón, aseguró que la obra pú­blica no se ha detenido y siguen en pie todos los proyectos plan­teados al arranque de este año.

 

— ¿Se ha considerado por parte de su gobierno solicitar algún empréstito bancario?

Nosotros desde luego que no solicitaríamos un crédito o pre­texto a atención de esta crisis sanitaria; estamos preparados, tenemos el recurso para hacer­lo, tenemos el programa de aus­teridad que nos ha permitido pues reprogramar recursos pa­ra esas cosas.

Yo he dicho, incluso desde an­tes de tomar posesión, que si se requiere en algún programa en específico, en algún proyecto co­mo pudiese ser alguna obra ne­cesaria; bueno, requeriríamos a la banca privada, lo hicimos a fin de año para poder pagar a tiem­po porque el flujo de recursos nos hubiese llevado hasta el día 29 de diciembre, bueno pues qué hici­mos: fuimos a la banca privada, pedimos un pre-crédito de los que se conoce a corto plazo, dis­pusimos de él el 7 u 8 de diciem­bre, pudimos pagar a más tardar todo el día 14 de diciembre, y ya una vez repuesto el flujo pues se empieza a cubrir ese cruel cré­dito a corto plazo, lo mismo ten­dríamos que hacer en el caso de alguna obra que requiera una in­versión extraordinaria.

Hasta ahorita de acuerdo a nuestra planificación, vamos a arrancar la obra pública hacia finales de mayo y sin haber re­currido a crédito alguno.

 

— ¿La obra pública entonces en el Estado de Tabasco arran­cará sin empréstito y con recur­sos propios?

La obra pública en sí no se ha detenido, hoy por ejemplo se está trabajando en la pavimentación de la carretera a Jalapa-Tacotal­pa, se está trabajando en la carre­tera El Triunfo, en Balancán.

Se está trabajando en la pavi­mentación de lo que se conoce como el Libramiento de Paraíso; se está trabajando en el Libra­miento de Comalcalco, la obra pública no se ha detenido.

En El Macayo se está hacien­do obra pública para permitir, para desazolvar la compuerta; la obra pública no se ha deteni­do pero el programa 2020 va a arrancar, precisamente a finales de mayo, entre ellos, por ejemplo la construcción de una planta de tratamiento en Nacajuca.

Además, se hará la ampliación de la línea de conducción de la planta potabilizadora de El Man­go para que haya suficiente en la zona conurbada de Nacajuca-Vi­llahermosa, el cambio en la línea de conducción de (sic) de Chichi­castle a Frontera, allá en Cent­la, las plantas potabilizadoras, dos plantas potabilizadoras que se van a construir en Macuspa­na, el Distribuidor vial de Aveni­da Universidad, probablemente el de Guayabal arranquemos con recursos propios; el libramiento de Paraíso que se va a iniciar su construcción hacia principios-fi­nales de junio, por ejemplo.

 

— ¿Estos préstamos refacciona­rios, estos préstamos de corto pla­zo hasta qué montos pueden ser?

Nosotros solicitamos dos mil 500 millones de pesos que era más menos el costo de cie­rre de año de aguinaldos y prestaciones; repito, nosotros teníamos el dinero pero el flu­jo nos llevaba a disponer de él hacia finales de diciembre y no quisimos nosotros incumplir, por eso se utilizan estos instru­mentos financiados.

Nosotros tenemos una dispo­nibilidad más o menos del orden de los seis, siete mil millones de pesos, pero pues desde luego se utilizan en dado caso estos ins­trumentos con profesionalismo y de acuerdo a las necesidades.

 

–¿Se ha pagado ya algo de estos dos mil 500 millones de pesos?

Ya, ya se está pagando en los términos que se pactó con la ins­titución bancaria y debe de termi­narse de pagar hacia junio, julio.

–¿Ha recibido Tabasco re­cursos extraordinarios de la Federación para afrontar esta emergencia? ¿De cuánto esta­mos hablando?

Los recursos normales, no­sotros no estamos hablando de recursos extraordinarios, sí traba­jamos coordinados con la Federa­ción, por ejemplo el día de hoy no sé si lo saben, ya emitimos un bo­letín, pero se inició con el progra­ma de los créditos a las pequeñas y medianas empresas, a las Mi­pymes; son 53 mil créditos más o menos, una inversión de mil y tan­tos millones de pesos que se em­piezan a dispersar el día de hoy.

Vamos a iniciar la semana próxima otra serie de programas alimentarios también de la mano y coordinadamente con el Gobier­no Federal, estamos trabajando de manera coordinada con el Gobier­no Federal, pero hasta ahora, pues afrontamos con recursos propios la contingencia, entre esos recur­sos propios, desde luego están los ingresos por participaciones del Gobierno Federal.

 

— ¿Habrá y de cuánto po­dríamos decir, será lo que se in­vierta el Gobierno Estatal para recuperar o para apoyar a la iniciativa privada, pequeña y mediana (empresas) aquí en el Estado de Tabasco?

Todavía estamos analizán­dolo, en una primera etapa coordinadamente con el Gobierno Federal como les dije, estamos aplicando casi mil 600 millones de pesos para atender a 53 mil pequeñas y medianas empresas con un crédito de hasta 25 mil pesos y eso es lo que hoy inició esa dispersión. Se tiene un cen­so y con base en ese censo se está trabajando.

 

— ¿La pandemia ha retrasa­do de alguna manera la refine­ría de Dos Bocas?

Bueno, los que no quieren a Tabasco y ahí incluimos a algu­nos tabasqueños que se oponen a la construcción de la refinería.

No se ha detenido la cons­trucción de la refinería incluso conocimos los mexicanos el re­porte semanal del avance en la construcción como también co­nocimos el avance semanal en la construcción del Aeropuerto de Santa Lucía, se trabaja prác­ticamente las 24 horas del día y de acuerdo a lo programado se avanza en la construcción de la refinería.

 

— ¿Cómo le afecta o cómo le afectaría a Tabasco esta caída del precio del petróleo?

Bueno yo espero, como es­peramos seguramente todos los mexicanos, que esta caída se de­tenga, hay una fluctuación, hoy está a 11 dólares el barril, el pre­cio más bajo desde el 86 ha su­bido a los 18 vuelve a caer es una fluctuación derivada de la ines­tabilidad del mercado pero no, las crisis no son eternas, son pa­sajeras y yo espero, como espera­mos la mayoría de los mexicanos que pues se recupere el precio del petróleo este año.

México tiene compradas las coberturas que nos hacen me­nos difícil estas crisis, pero, esperemos que se logre una re­cuperación.

 

— ¿No se descarta entonces recorte presupuestario en los próximos años a raíz de esta cri­sis que hoy se presenta?

Bueno, yo creo que para qué se pone uno a adelantar escena­rios catastrofistas, hay que espe­rar, primero, que haya una, que se detenga la caída y que se empiece a recuperar el precio del petróleo, para una vez que esto suceda se haga una planeación a mediano y a largo plazo.

 

— ¿Al final del sexenio ten­dremos un Tabasco boyante, re­cuperado ya económicamente que lo sienta el ciudadano o en su bolsillo?

Claro que debemos de te­nerlo es nuestra responsabi­lidad la construcción de ese mejor Tabasco, sucede que a veces nos encontramos a los agoreros del desastre que les cuesta reconocer que lenta­mente pero que se está avan­zando, se están entregando las condiciones para que haya un mejor Tabasco.

 

— ¿Gobernador, ha sido difí­cil evitar mezclar gobierno, ne­gocios y amigos? ¿Hay algunos que se hayan distanciado de us­ted porque no han obtenido lo que esperaban?

Yo no mezclo los asuntos de gobierno con los negocios, y seguramente habrá algu­nos, algún amigo, alguien que se siente cercano que pensaba que por el hecho de que el Go­bernador es su amigo lo iba a beneficiar con alguna obra pú­blica, con alguna proveeduría, me aprecio de decir que el 99 por ciento de la obra pública y de la proveeduría del Gobierno del Estado es de empresas ta­basqueñas, de muchas, incluso que yo ni los conocía.

Siempre se escucha, el tabas­queño quizás es muy dado a es­to, pero que se sigue dando este asunto de los moches por obras.

Yo los invito, póngale que no me digan todo a mí, pero a mí con que alguien me demuestre que dio un moche por una obra pública al secretario de Obras, por ejemplo.

No si esto no es un asunto de juego, hemos estado al pendien­te de toda la obra pública, el año pasado mil 800 millones de pe­sos, y yo le puedo decir con ci­fras y con nombres a quién le tocó, tal o cuál obras y le pue­do poner aquí enfrente a todos ellos y que me digan si le dieron un peso a alguien.