Connect with us

Hola, que estas buscando?

julio 28, 2021

Columnistas

La importancia de nuestros mayores

La nueva época que nos toca vivir está siempre acompañada de un estilo de pensamiento que nos hace enfocar nuestra mirada no hacia el ser de la persona, sino a la utilidad de los seres humanos. Esto hace que pensemos, y así lo hagamos en la práctica diaria, que una mujer o un hombre ten­gan valor en cuanto que puedan ser útiles y brin­den rendimiento; por lo tanto, una persona que ya no es “útil” según estos parámetros, pasa a ser desechable, entra en la categoría del “ya no sirve”, incluso hasta puede ser un estorbo para los que sí rinden.

Esta manera de pensar y de actuar es la que ri­ge con frecuencia en muchas empresas, por eso después de los 40 años resulta difícil para mu­chos ser admitidos en un trabajo. Pero lo mismo se va viviendo en la marcha de la sociedad y, des­afortunadamente, también en muchas familias, en ellas se nota el rompimiento generacional en­tre los jóvenes y los mayores. Para algunos hijos, los padres mayores y los abuelos ya no tienen que aportar, ya no son útiles y, esto hace que se cons­tituyan en una molestia, por eso va surgiendo la necesidad de construir asilos y casas de cuidado. Se han registrado casos de ancianos que han si­do abandonados por sus propios hijos y nietos en las puertas de algunos albergues y templos.Des­de siempre, en nuestras culturas prehispánicas, la gente mayor, la ahora llamada “tercera edad”, tenía un lugar muy especial, no solo en la vida fa­miliar, sino, sobre todo, en la comunidad. Por la sabiduría y la experiencia adquirida a lo largo de su vida, los hacía constituirse en una verdadera autoridad moral para las nuevas generaciones.

Te puede interesar

Advertisement