Conecta con nosotros
124 vistas -

PERIODISMO SUBJETIVO

La hipocresía de la oposición

Publicada

en

70 Visitas

Uno: Lilly Téllez, quien llegó a una senaduría por Morena, pero nada más llegar, traicionó a sus votantes, ha criticado constantemente la estrategia de seguridad de Andrés Manuel López Obrador. Ha dicho que es pésima, que no sirve, y que es lo peor. Incluso, ha mencionado que los integrantes de la Guardia Nacional son corruptos, violentos y violadores.

Estos discursos, que están llenos de odio, no le impidieron exigirle a la Secretaría de Gobernación que le enviara a miembros de la Guardia Nacional para cuidar a su hijo, que porque “estaba en peligro” debido a que era su vástago.

Dos: Enrique Alfaro tiene un desorden en Jalisco. El crimen organizado se ha instalado ahí, y hace lo que le da la gana. Esa entidad está muy mal, y buena parte de la culpa la tiene Alfaro.

Hace unos días, después de una balacera en las inmediaciones de una concurrida plaza comercial, el mandatario aseguró que, si no hubiera sido por la reacción inmediata del Ejército, hubiera habido muchos muertos.

Pese a este reconocimiento, él ha ordenado a los legisladores federales de Movimiento Ciudadano (los cuales lo obedecen) votar en contra de la Guardia Nacional y de la presencia del Ejército en las calles.

Estos dos ejemplos muestran la hipocresía de la oposición: por un lado, saben que la estrategia de AMLO en materia de seguridad comienza a dar resultados, pero por motivos políticos, de soberbia o de ego, la atacan.

Luchar contra una estrategia de seguridad que comienza a funcionar en un país tan lleno de tragedia es una enorme falta de ética. Inadmisible en cualquier funcionario público y representante popular. Pero tampoco es que se espere mucho de gente como Téllez o Alfaro.

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia