Conecta con nosotros

Bajo la Lupa

La herencia maldita

Publicada

en

378 Visitas

 

  • Y se marchó Said Mena, sin explicación alguna ● Deuda pública 7 mil 594 MDP, Subejercicio presupuestal 2 mil mdp ● Graves observaciones de la ASF

“Al cierre del sexenio, no caeremos en la irresponsabilidad de heredar a la próxima administración mayor deuda de largo plazo”; aseveró el secretario de Finanzas, en su comparecencia del tercer informe de gobierno. Un buen discurso, aplaudido por diputados neófitos de las finanzas públicas. No obstante, la realidad muestra todo lo contrario, la deuda pública a largo plazo asciende a 5 mil 799 millones de pesos más la deuda a corto plazo de 1 mil 795 millones de pesos; haciendo una super deuda pública de 7 mil 594 MDP, según datos del primer informe trimestral 2022 de la propia secretaria de Finanzas del Estado de Tabasco.

El ex Secretario de Finanzas del Estado, Said Mena, se marchó sin explicación alguna; abandonando su compromiso ante los Diputados de dejar buenas finanzas públicas y de aclarar los déficits y los subejercicios presupuestales de alrededor de los 2 mil MDP. Se fue sin sanción alguna, sin una mínima revisión , nadie se atrevió a solicitarle una auditoría, se careció como le llama el SAT actualmente a las revisiones de los contribuyentes, de “Vigilancia Profunda”.

Observaciones de la Auditoria Superior de la Federación (ASF)

Uno de los principales hallazgos de la ASF en 2020, fue que del Fondo de las Entidades Federativas y Municipales a Productores de Hidrocarburos (FEFMPH), con importe de 1,462 millones de pesos, transferidos para Tabasco en 2020. Solo se ejercieron 884 millones, quedando en las arcas 578 millones de pesos que generaron rendimientos por 24 millones de pesos; quedándole a deber a los municipios recursos para atender necesidades derivadas de las afectaciones de orden social y ecológicas donde hay actividades petroleras. Ninguna autoridad exigió aclaración al respecto. Tan solo en esta partida, la ASF afirmaba violación a los principios de la Ley de Contabilidad Gubernamental, a la Ley de Fiscalización y Rendición de cuentas y, al propio al Manual Administrativo de Control Interno del estado; concluyendo: “El Gobierno del Estado de Tabasco careció de un sistema de control interno adecuado para prevenir los riesgos que podrían limitar el cumplimiento de los objetivos del fondo, la observancia de su normativa y el manejo ordenado, eficiente y transparente de los recursos”

Hoy, el responsable de las finanzas públicas se marchó, dejando otra vez una deuda maldita.

Fuentes: Auditoría Superior de la Federación, 3ª entrega de informes 2020/ Primer informe informe trimestral 2022 de la Secretaría de Finanzas del estado de Tabasco.

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia