Conecta con nosotros

Opinión

La ex de Adame, se queda callada

Publicada

en

100 Visitas

MAGALY CHAVEZ: “NO VOY A HABLAR MAL DE ALFREDO ADAME, SOLO LE DESEO QUE LE VAYA MUY BIEN Y QUE VAYA AL PSICÓLOGO PORQUE CON TANTITO QUE YO DIGA DE ÉL, SE PODRÍA EXPRESAR FALSAMENTE DE MI Y ESO YO NO LO SOPORTARÍA”

Magaly Chávez asegura: “Yo no puedo hablar mal de Alfredo Adame, lo único que le deseo es que le vaya muy bien, deseo verlo otra vez en telenovelas haciendo papeles protagónicos como hacía antes, le deseo que le den un programa y verlo conduciendo y que busque a sus hijos y él dijo que iba a ir al psicólogo, eso también lo quisiera ver, de ahí en fuera no voy a hablar una sola palabra en contra de Alfredo Adame porque lo que menos me gustaría en la vida es estar en la boca de él y tengo muy claro que con tantito que yo pudiera decir de él, podría expresarse de mi falsamente.”

¿Y tanto amor que le profesabas? “Ahora solo quiero una sola cosa de Alfredo Adame, que esté lejos de mí y esa es la verdad. Mi soledad me está ayudando muchísimo para sanar mis heridas y el sentir el apoyo de mi familia a mi persona me ha hecho más ligera la carga de trabajar con lo que llevo en mi corazón después de que Alfredo rompió conmigo.”

“Yo conocí un Alfredo trabajador, alegre, que siempre me motivaba para salir adelante, pero en el reality show en el que estuvimos juntos, conocí a otro Alfredo distinto y prefiero vivir alejada de este”.

Magaly, te acuerdas cuando empezaste andar con Adame, muchos te preguntaron ¿si habías escuchado lo que dicen sus ex mujeres de él? y tu rotunda dijiste: No voy a leer ni a escuchar lo que digan de él porque yo quiero hacer mi propia historia. ¿Cuéntanos cuál es tu propia historia que hiciste con Alfredo?

“No era tanto que yo quería crear mi propia historia con Alfredo sino que cuando me empezó a cortejar todos me recalcaron incluso en las redes, cosas negativas de él, incluso mucha gente se me echó encima a mí solo porque empecé a salir con él y hablaba lindo, en ese momento todos sus enemigos de Alfredo se fueron en contra mía, hablaron horriblemente de mí, dijeron cosas que ni siquiera fueron ciertas, sin embargo, yo lo aguanté y lo asimilé, tuve estómago para tanto ataque violento por una sola razón, porque el Alfredo Adame que yo conocía era tan atento, trabajador, siempre echado para adelante, alegre conmigo y siempre me motivaba a hacer cosas, por eso, yo siempre creí en él y lo defendí, no solo eso, también lo ayude a que se reencontrara con sus hijos, lo cual obviamente me costó mucho trabajo pero ya me di cuenta que no era así como yo lo pensé al principio, solo puedo decir de él es sé que es buen hombre y que si va al psicólogo puede cambiar esa mentalidad de él no voy a decir nada más de él nunca porque me muero que hable mal de mí como lo ha hecho de otras o invente cosas de mi que no son ciertas”.

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia