Conecta con nosotros

Curul 36

La embestida contra Adán Augusto 

Publicada

en

1267 Visitas

Presidente! ¡Presidente! ¡Presidente! Le gritaban a Adán Augusto López Hernández, de acuerdo a las crónicas de diarios locales y nacionales, durante una visita a estado de Guanajuato, y a partir de ese momento se viene sobre el gobernador con licencia, una cascada de golpes desde todas las trincheras; una guerra sucia que se incrementó este fin de semana con su visita a Sonora. Le han dado con todo, y no se descarte que algunos manotazos vengan desde el interior, de aquellos que se sienten con todas las canicas para el 2024 y que ven en el tabasqueño una amenaza, porque aun cuando el mismo Andrés Manuel López Obrador sostuvo esta misma semana que no es precandidato, muchos adversarios no pierden de vista que se ha convertido en su mano derecha.

Desde Tabasco de inmediato las llamadas “aves de mal agüero” no dudaron en lanzar su veneno, no lo pensaron ni dos veces, pues muchos traen resentimientos porque se les acabaron desde el 2019 sus privilegios. Las llamadas “viudas” del Nuñismo, iniciaron sus enormes elucubraciones, pero al final la historia pondrá a cada quien en su lugar como siempre ha ocurrido. Por ahí dijo un columnista, “cuando el presidente dice que no, es porque sí será”.

Ante esta embestida en contra del encargado de la política interna, la fracción del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) en el Senado destacó que el diálogo con el secretario ha permitido construir acuerdos con todas las fuerzas políticas. Afirmaron que hay un papel conciliador de Adán Augusto, ya que desde su arribo al cargo ha escuchado todos los puntos de vista y tendido puentes para encontrar coincidencias, en pocas palabras lo respaldaron y no se subieron al tren del “mame” como los demás integrantes de la oposición de escritorio.

Lo cierto también es que López Hernández, debe en sus próximas salidas de la Ciudad de México, cuidar la embestidura del cargo, porque no es Tabasco, ahora está jugando las grandes ligas, y hay muchos intereses políticos y económicos que buscarán a toda costa descarrilar su trabajo al frente de la SEGOB. No hay margen de error, lo de ahora fue solo un pequeño ensayo de lo que la oposición está dispuesta a realizar para recobrar el poder.

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia