Conecta con nosotros

En voz alta

La educación es la solución

Publicada

en

209 Visitas

Evidencia de la ONU Y EL FMI muestran que a mayor escolarización, mayores niveles de calidad de vida para las personas, en sentido amplio.

Cuando analizamos a profundidad prácticamente cualquier problema público, al buscar las causas de raíz, encontraremos que la educación es determinante en el progreso o retraso de cualquier sociedad.

En otras palabras, la formación educativa incide invariablemente en los rubros económicos, políticos y sociales.

Una población educada, tendrá mejores prospectivas de desarrollo y una estabilidad social más sólida. Así lo demuestra evidencia de la Organización de Naciones Unidas y el Fondo Monetario Internacional: a mayor escolarización, mayores niveles de calidad de vida para las personas, en sentido amplio.

Los países con estándares educativos óptimos también tienden a ser más pacíficos e igualitarios, en cambio, las naciones con elevados índices de pobreza suelen contar con un pronunciado rezago en materia de educación, de acuerdo con data del Banco Mundial.

Por lo que la pregunta obligada es ¿Cómo adaptar la educación a las necesidades de la era contemporánea?

En primera instancia, el nuevo paradigma educativo debiera fomentar el pensamiento creativo. Hemos heredado un esquema de educación basado en el modelo de producción de la era industrial, con horarios rígidos, estrategias mecánicas como la memorización, y un sistema estandarizado de evaluación.

Los avances tecnológicos y el mundo digital abren oportunidades casi ilimitadas para construir y transformar nuestro entorno. Rotundamente, el internet y el desarrollo científico han modificado nuestra forma de interactuar, trabajar y hacer negocios.

En este sentido, la creatividad será la mejor aliada de la educación.

En segundo plano, hará falta que las instituciones educativas apuesten por el trabajo colaborativo como herramienta de aprendizaje.

El trabajo en equipo es crucial en la consecución de cualquier objetivo.

Por último, la nueva educación está llamada a expandir la conciencia social en la población. Temas pendientes como el cambio climático y la desigualdad económica solo podrán atenderse si se genera en las personas una visión humanitaria y ética de su entorno.

Por lo que es prioritario sumar voluntades para crear un sistema educativo que funja como auténtico motor de cambio social, con el respaldo del pensamiento creativo, el pensamiento colaborativo y el pensamiento social.

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia